Calificaciones Bimestrales: “Dime cómo evalúas y te diré que tipo de maestro eres”.

Maestro/a de Español.

Estimado/a Compañero/a:

Octubre: mes de Promedios Bimestrales.

Ocasión para considerar aspectos básicos de evaluación. “Díme cómo evalúas y te diré que tipo de maestro eres”. ¿Por la forma de evaluar  proyectamos  nuestra visión como  maestros ? 

Dentro de una misma escuela los profesores evalúen de forma distinta. ¿La evaluación se considera como reflejo del aprendizaje, o al margen del mismo? ¿Evaluar también es una forma de enseñar? ¿Aprenden los alumnos en función de cómo se les evalúa?

Lo invito a conocer esta presentación a fin de analizar respuestas a preguntas como las expuestas.  

NOTA.- Haga “clic” en la siguiente imagen para ver la presentación

w--evaluar-1-7

images-3

10527783_10152557445049507_5899139047874380421_n

Mis confesiones in-docentes. (No debería de contarlo)

2142818079_5a6d3a1262

Mis confesiones in-docentes

(No debería de contarlo)

dsc_0158-copia

 

Mi conflicto es que no me gustan los cambios, soy un profesor que fui formado para conservar y trasmitir el pasado, pero  el presente me rebasa y me deja atrás. Soy un maestro formado en el  siglo XX y ahora me encuentro ante alumnos del siglo XXI. Metafóricamente, sufro  el mito de Jano: el dios romano que tenía dos caras hacia ambos lados del perfil:  una cara vuelta al pasado y, la otra, al futuro. Fui formado con paradigmas   arraigados  en mi práctica docente que se resisten a la innovación.

Un paradigma es una forma consciente de practicar algo  “Los paradigmas son ejemplos de actividad que incluyen teorías, aplicaciones e instrumentaciones que conjuntamente nos proporcionan un modelo de trabajo*.

 Para  explicar la raíz de mis paradigmas in-docentes, he elaborado el siguiente cuadro.

Paradigmas del pasado en mi práctica docente del siglo XXI

TRES PARADIGMAS DEL MAESTRO

preguntar

Permítame analizar mis paradigmas:

  1.  op`+ Como  maestro, creo que debo saberlo todo y pienso que  el alumno no sabe nada. Sí, así es.  Creo que soy un maestro que debo saber  todo porque si un alumno me pregunta algo que no sé,  entonces revelo mi ignorancia.  Me cuesta trabajo  reconocer  que mi  asignatura es una disciplina en constante innovación y crecimiento, y, en este sentido, yo debería asumir que hay cosas que simplemente no sé. Nadie  lo puede saber todo. Pero me da vergüenza decir: “No lo sé, pero vamos a investigarlo”. Desde otro punto de vista, el hecho de que no  pueda saberlo todo, no  justifica que pueda adoptar una actitud apática o indiferente, por el contrario, la realidad es que  necesito capacitarme permanentemente. La sociedad me exige que sea  un profesional en constante actualización, con un pensamiento abierto y  especial interés en ampliar y profundizar los contenidos de mi asignatura. En cuanto a la  segunda parte de mi anacrónico paradigma: “…pienso que el alumno no sabe nada”, lo creo  porque  el alumno  viene mal preparado de sus grados anteriores, pero me doy cuenta que, al adoptar este criterio,  tengo a todos los libros de pedagogía en mi contra. Todas las  bibliotecas pedagógicas aplastan mis prejuicios. Por ejemplo, si pienso que la escuela primaria no hace bien su trabajo, la primaria puede decir lo mismo del nivel de preescolar y en pre-escolar pueden decir lo correspondiente a los padres y los padres podrían culpar los genes que heredaron y al final  esta idea puede dibujar un círculo más cómico que vicioso. Claro que  existen  realidades  multifactoriales que pueden explicar  el bajo rendimiento de mis alumnos, pero yo tengo que responder  por la responsabilidad  que me toca. La realidad es que, una  de las cosas que debo asumir es que  todo alumno tiene conocimientos previos sobre los contenidos que se trabajan en clase, y que, de acuerdo con pedagogos como Ausubel, el aprendizaje, para que sea significativo, debe partir justamente de aquello que el alumno ya sabe.

 

  1. op`+Mi responsabilidad es enseñar y la responsabilidad del alumno es aprender. Doy por sentado que lo que enseño se aprende y el alumno que no aprende es “muy su problema“. Me resulta muy cómodo ser un docente trasmisivo de información, aunque,  en el fondo, la realidad es que sé  que mi  responsabilidad como  maestro debe ser  guiar, coordinar, organizar y motivar los aprendizajes del alumno, lo cual conlleva  un desafío crucial : el desafío de analizar  cómo aprende el alumno en contextos reales. Estoy consciente que mi responsabilidad de maestro implica que debo armar un “andamiaje”, (término acuñado por Vigotsky y desarrollado por Jerónimo Bruner) Sé que puedo construir un andamiage  con base en preguntas inteligentes para despertar el interés e inducir a los aprendices a buscar y a experimentar. Durante la clase debo aplicarme en plantear preguntas inteligentes. También debo tomar en cuenta  que los aprendizajes ameritan una evaluación formativa, y que,  en el aula,  debo de evaluar de manera contínua a mis alumnos y que, de hecho, mis  propios  alumnos    evalúan día a día y severamente, mi desempeño como  maestro. Estoy consciente de que el  objeto de la evaluación es justamente resolver problemas del aprendizaje, que debo   estar alerta  de aquellos alumnos que presentan problemas a fin de tomar medidas preventivas a favor de ellos. Me resulta cómodo evaluar  a unos alumnos para aprobar a unos   y reprobar a otros, pero me doy cuenta que esto  tiene poco sentido. Lo que realmente tiene   sentido es evaluar para identificar aquellos contenidos que al alumno se le dificultan, a fin de volver a ellos con otras formas de tratamiento didáctico.
  2. op`+Creo firmemnente que las tareas para hacer en casa son en buena medida  responsabilidad de los papás. Me enseñaron un esquema fijo: los alumnos estudian en la escuela y las tareas debe hacerlas fuera de la escuela. Se me dificulta entender  que el esquema puede invertirse: que los alumnos puedan estudiar en la casa y hacer  las tareas en la escuela,  con mi ayuda y la ayuda que los propios alumnos se presten  entre ellos. Eso sería una escuela al revés. Me cuesta trabajo reconocer que muchas   tareas se pueden hacer durante la clase y que además se pueden revisar rápida y eficazmente mediante estrategias de coevaluación. ¿Cómo   que  las tareas  se pueden hacer en clase? Desde otro punto de vista:  quisiera  que todos los alumnos de un grupo mantengan el mismo ritmo de trabajo. Me cuesta aceptar  que los  alumnos tienen diferentes grados de desarrollo y, además, que los estilos de aprendizaje son variados. Al igual que el desarrollo físico, el desarrollo mental no es idéntico en todos los alumnos, de lo cual se infiere que no todo depende de la voluntad. En cuanto al apoyo de los padres para que sus hijos cumplan en casa con las obligaciones escolares, me cuesta trabajo reconocer  el contexto actual de las familias. Hace décadas,  viví una época en la cual la escuela se sustentaba en el paradigma fosilizado de un  famoso “triángulo educativo” que formaba parte del discurso oficial: alumnos, padres y maestros. Hoy día,  este  nostálgico “triángulo educativo” me sirve para quejarme de que hay escaso  apoyo de los padres. De igual modo, tiendo a sobreestimar los condicionantes de orden extraescolar. La realidad,  es que me resulta  difícil darme cuenta  de que, en nuestros días, la escuela vive en una sociedad industrializada en la cual no sólo el papá, sino también la mamá, están fuera de la casa cumpliendo jornadas laborales. Hoy día, el triángulo educativo parece acotado a tres componentes que conforman otro triángulo educativo más próximo al contexto  de nuestros días : alumno, maestro y programa de estudios …y se acabó. En este enfoque, la función de las tareas y su cumplimiento, dependen más  de  las estrategias que empleo como maestro que de otro tipo de situaciones fuera del aula.

*Kuhn,T. La estructura de las revoluciones científicas. FCE, México, 1991

COLOFÓN                                                                                 url-4

Soy un maestro de secundaria formado en el pasado para atender a generaciones del futuro. Me desagrada la innovación, prefiero quedarme con viejas  estrategias didácticas  que me han funcionado  durante más de veinte años. Mis estrategias didácticas no tienen fecha de caducidad. Debo confesar, sin embargo, que cuando sufro una enfermedad, consulto a  médicos especialistas,  exijo  que me efectúen estudios con tecnología de punta  y me prescriban los fármacos más modernos. Como paciente, exijo lo más actualizado, ¿quién desea resolver sus problemas de salud en base a métodos obsoletos y medicamentos con fecha de caducidad vencida?

¿Seré  un ejemplo del  mito de Jano: el dios romano que tenía dos caras hacia ambos lados del perfil:  una cara al pasado y la otra al futuro?

Quizás tengan razón los pedagogos: Los paradigmas no son eternos, responden a circunstancias históricas: muchos paradigmas que fueron efectivos hace  20 o 30 años, ahora han quedado rebasados en la segunda década del Siglo XXI. 

tiempo

images-3

10509763_10152550955814507_5983259632298076031_n

¡Dos millones de visitas al Blog!

dosmillones

¡Dos millones de visitas al Blog!

foto-fuegosartificiales-e1324930318436

Maestro/a de Español.

Estimado/a Compañero/a.

Una vez, este Blog tuvo una visita, la primera.

xxxbanner_r1_c2_14

El día de hoy, el sistema

1254176033_8bad2a4b1f_o1-copia2

nos informa que el Blog:  http://humbertocueva.mx/

  • cuenta con 514 artículos publicados,
  • registra 3,496 Comentarios atendidos de manera personalizada,
  • cuenta a la fecha con 1,618 suscriptores,
  • publica de cinco a seis post por semana, y, además…

¡Ha recibido 2;000,458 visitas al momento de escribir esta nota!

Cuándo leemos un texto, sea impreso o electrónico, generalmente damos por cierto lo que leemos. Pero eso no  ocurre con los textos del Blog, pues los textos que publicamos tienen  diversos puntos de vista. Son textos que polemizan unos con otros. Queremos que Usted sea un lector que dude de lo que lee, pues no se trata de dar por cierto todo lo que está escrito.

Lo que sí nos importa es que Usted se forme una opinión propia, personal, diferente.

La mirada de este Blog está enfocada en el aprendizaje de los alumnos y tiene por lema el pensamiento que David Olson expresaba de su maestro Jerome Bruner: “Bruner nos trataba a todos como seres pensantes y conseguía que termináramos siéndolo”.

¡Únase a 1,617 seguidores del Blog ! Haga “clic” en “¡Suscríbeme!” y Usted recibirá una notificación por correo electrónico cuando se publique cada nuevo post.

¡ ESPERO QUE USTED TAMBIÉN SE SUSCRIBA AL BLOG DE LOS MAESTROS DE ESPAÑOL!

INVITACIÓN.- En ocasiones como ésta, que nos llenan de júbilo, siempre lo/a invito a celebrar con un aromático café. Dos millones de visitas es un buen motivo.

¿ Acepta mi invitación?

2e3f5334c9bb897232a75321bf569c939f602c57

POSDATA.- Hay 10 razones para que Usted siga visitando este Blog que se ha convertido en la página de los Maestros de Español:

  1. Comparte estrategias para contribuir al éxito en el aula.
  2. Proporciona marcos teóricos sobre la lectura y la escritura.
  3. Registra videos de expertos internacionales.
  4. Ofrece propuestas de: “Planeaciones”; “Prontuarios”; “Dosificaciones”.
  5. Ofrece recursos para la asignatura de Español, y, además, también lo hace indirectamente para todas las asignaturas.
  6. Difunde recursos para la evaluación, la autoevaluación y la coevaluación.
  7. Ofrece un espacio de interacción para los maestros.
  8. Comparte sitios web donde conseguir textos de todo tipo.
  9. Analiza asuntos relacionados con los Consejos Técnicos y las Academias.
  10. Atiende de manera personalizada sus Comentarios.

NOTA.- Vea en siguientes post:

  • Mis confesiones in-docentes (No debería de contarlo)
  • Calificaciones Bimestrales: “Díme cómo evalúas y te diré que tipo de maestro eres”
  • Lenguajes antididácticos
  • ‘WhatsApp-itis’
  • Cómo desmotivar a los alumnos con las mejores intenciones
  • La corrección de errores como instrumento didáctico
  • ¿Qué y cómo evaluar los textos escritos de los alumnos?
  • Evaluar la escritura , sí…pero: ¿Qué y cómo evaluar?
  • Rúbrica para la autoevaluación de textos escritos
  • Calendarización del Bloque II

Screen shot 2014-09-23 at 2.29.02 PM

Nativos digitales, inmigrantes digitales…¡ y exiliados!

inmigrantes

Nativos digitales,  inmigrantes digitales…¡ y exiliados!

Se denomina nativo digital a todas aquellas personas que nacieron durante las décadas de los años 1980 y 1990, cuando ya existía una tecnología digital bastante desarrollada y la cual estaba al alcance de muchos. Por otro parte, el término inmigrante digital se refiere a todos aquellos nacidos entre los años 1940 y 1980, ya que se considera que han sido espectadores y actores generalmente privilegiados del proceso de cambio tecnológico.

Este término fue acuñado por Marc Prensky, autor del libro “Enseñanza nativos digitales”. Marc Prensky es conocido por ser quien inventó y divulgó los términos nativos digitales e inmigrantes digitales.

Las tecnologías digitales están presentes en muchas dimensiones, pero fundamentalmente en la dimensión lingüística, con conversaciones en las que se gestan nuevos mundos de innovación que generan nuevos desafíos, y/o inventan nuevos formatos, y obligan a rediseñar los procesos educativos.

http://www.marcprensky.com/writing/Prensky-NATIVOS%20E%20INMIGRANTES%20DIGITALES%20(SEK).pdf

1362152115002-nativosedet

 

 

NMD-Social-Media-Tool-Belt

 

Mnemonista recomienda claves para pasar un examen

agencia-unp

Mnemonista recomienda claves para pasar un examen*

Mnemonista, según  la Real Academia Española, significa : “Que tiene buena memoria”. Dominic O’Brien, reconocido mnemonista británico, ocho veces campeón de memoria, es autor de varios libros con técnicas de recordación.

La última de sus obras habla precisamente de los estudios, con un titular más que llamativo: “Cómo aprobar los exámenes”. En una entrevista con el diario español ABC, explica algunas de las técnicas de estudio.ffcadfb9b2360ac1d1881e.L._V341353783_SL290_

En primer lugar, hace una distinción entre los tipos de estudiantes que hacen apuntes, según su forma. Están “los reporteros”, aquellos que intentan anotar cada detalle y palabra emitida por el profesor, cosa de evitar perder cual dato.

También está el “frenético”, es “el que se recrea en dibujar un laberinto de flechas y más flechas que apuntan a todas partes. No es la clase de persona que te gustaría tener como controlador aéreo mientras el avión en el que viajas se dispone a tomar tierra”, bromea O’Brien.

Otro que se suma a este tipo de estudiantes con sus anotaciones, es el “dibujante consciente”. “También recurre a los organigramas de flechas y cajetines, pero con más orden, procurando que todos los lados sean de la misma longitud, y que los triángulos y rombos aparezcan perfectamente trazados. Pero el afán de exactitud geométrica le hace olvidar las asociaciones relevantes y la jerarquía de los datos”, comenta.

Antes de dar el gran consejo, detalla que los apuntes lineales no son de su gusto, puesto que “uno tiene que funcionar a razón de una idea por vez“.

“Cuando has empezado una frase, hay que continuar hasta el final. Y en demasiadas ocasiones no se saca nada en limpio. Nuestros cerebros no funcionan de esa manera: son multidimensionales”, explica, por lo que de plano recomienda los mapas conceptuales.

mapa1

Para ello, aconseja “manifestar el asunto en forma de una imagen central”. Esto es: “los temas principales irradian de esa imagen dando una formación de árbol. Cada rama responde a una etiqueta, una forma y un color propio. De cada rama pueden irradiar otras ramas secundarias, identificadas por una imagen y/o una palabra clave. Después, las ramas principales o secundarias pueden interconectarse, en función de la intensidad de las asociaciones que existan entre ellas“.

El mapa conceptual, continúa, es algo que “ayuda a nuestro cerebro para que consiga representarse la información pertinente en su integridad. Es, de hecho, un método pedagógico en si mismo”.

Para hacerlo algo más fácil, el ocho veces campeón mundial de memoria entregó 5 claves para crear mapas conceptuales.

- Empieza con una imagen central: Es “el foco” que concentra la atención. Por ello, se recomienda dar con una hoja grande para poder disponer todos los temas que saldrán desde ese centro.

- Una sola palabra por línea: por la vieja manía, querrás poner más de una pero lo mejor hacerlo en una que pueda resumir y recordarte lo específico del tema.

- Imágenes simbólicas: Cuando sea posible, dibuja un elemento ya que esa imagen “no sólo crea impacto visual, sino que además ayuda muy eficazmente a recordar”.

- Varía con colores: “Los colores destacan. Los colores resaltan. Facilitan la coordinación y añaden carácter, amenidad”.

- Sé creativo: Juega un poco con las asociaciones entre palabras y otras. Una invitación a que tu mapa sea tuyo y de nadie más.

http://www.biobiochile.cl/2014/10/04/el-ocho-veces-campeon-mundial-de-memoria-entrega-las-claves-para-pasar-un-examen.shtml

images-3

10537041_10152574404359507_2345553815888513980_n

Corrección de textos elaborados por los alumnos

103319_net_1126513886

Corrección de textos elaborados por los alumnos

Por Daniel Cassany

¿Qué es la corrección?

El proceso de corrección consta de dos operaciones diferentes:

  1. Búsqueda de defectos, errores o imperfecciones.
  2. Revisión o reformulación de éstos.

Hay profesores que solo se encargan de la primera operación y que sea el mismo alumno-autor del texto el que se responsabilice de la segunda.

Debemos distinguir la evaluación de la corrección.

Los maestros leemos las redacciones escolares sabiendo que habrá errores y casi buscándolos. 

La alternativa procesal aspira a modificar los hábitos de la composición. Trabaja con los sujetos mismos, con los alumnos, y pretende formarles como autores.

La corrección procesal se parece más a la corrección entre compañeros. Cuando dejamos leer un texto propio a un compañero para que lo revise y sugiera mejoras, esperamos que se fije sobre todo en el contenido: que diga en qué está de acuerdo y en qué no, que nos indique los puntos poco claros, las ideas mal argumentadas, etc.

El maestro colabora  con el alumno y le ayuda a crecer como escritor. Esto quiere decir que se adapta a las necesidades del alumno-¡Y no al revés!: que analiza la forma que éste tiene de escribir, que decide cómo se puede potenciar su estilo, qué actividades pueden serle útiles, qué aspectos se tiene que corregir y cómo, etc.

Modelos de correcciones

¿Quién tiene que corregir?

La enseñanza no es un traspaso de información de profesor a alumno, sino un proceso colaborativo de desarrollo personal. Los alumnos aprenden del profesor pero también de sus compañeros, del conjunto de actividades que realizan entre sí, etc.

Los alumnos pueden aprender mucho corrigiendo.

Propuestas y técnicas de corrección entre alumnos:

  1. En parejas, al terminar un ejercicio de redacción, los alumnos se intercambian los textos que han escrito, los corrigen y después se explican las modificaciones que ellos harían. Cada uno es libre de aceptar o no los cambios propuestos por el compañero.
  2. Al terminar un ejercicio, cada alumno cuelga en la pared su trabajo (con chinchetas, cinta adhesiva …) Hay tiempo para que todos, maestro y alumnos, puedan circular libremente por el aula leyendo los textos de la pared anotando enmiendas y sugerencias. Estos comentarios también se pueden dirigir oralmente a los autores del texto.
  3. Por turnos, una pareja o un pequeño grupo de alumnos se responsabiliza durante una semana de corregir los textos del resto de la clase. Lo hacen en casa o en el aula. Es muy útil en un contexto de escuela activa donde cada alumno asume temporalmente algunas funciones en el aula o en la escuela.
  4. En clase, los alumnos se intercambian los textos y los leen. Cuando encuentran incorrecciones o aspectos que no les gustan, pegan una notita (va muy bien el post-it, las notitas amarillas que se pegan y despegan) en la hoja, comentándolo. Al final, el autor de cada texto lee todas las notas que le han puesto y rehace el texto.

Daniel Cassany : Reparar la escritura. Didáctica de la corrección de los escrito.108. Editorial Graó. Barcelona, 2000

apuntes1

images-3

10532361_10152547346954507_7128880578916759587_n