Maestros exitosos

Maestros exitosos*

Los maestros atentos, amables y respetuosos son los que consiguen mejores resultados de sus estudiantes. Esta clase de maestros no se preocupa por formar la personalidad del estudiante mediante sermones moralizadores que hacen referencia a un futuro distante; antes bien, enfatiza situaciones que suceden en el presente de cada alumno, no para juzgarlo ni esperar de él un comportamiento determinado, sino para que se encuentre a sí mismo como un ser humano en proceso de formación, tanto de su conocimiento como de su papel dentro de la sociedad. Estos maestros son más dados a ponerse en el lugar de los otros, a ver a los estudiantes individualmente, con sus afectos, deficiencias, aciertos y emociones; no los tratan como máquinas a las que hay que transmitir una serie de conocimientos superficiales. Estos son los maestros exitosos.

Al revisar detenidamente las experiencias que señala Ginott, se traza un inventario de formas de ser maestro: desde aquel sumamente comprensivo, que sabía escuchar sin importar el momento, hasta el tirano que implementaba el castigo como único medio para resolver los problemas.

Desde una perspectiva psicológica,  este libro trata de rescatar aquella famosa máxima que afirma que se logra más con una gota de miel que con una tonelada de hiel, es decir, que el maestro puede lograr mayores frutos cuando cambia su rol de riguroso instaurador de la disciplina por el de un guía que sabe atender las distintas inteligencias de sus alumnos.

*Haim G. Ginott: Maestro-Alumno: El Ambiente Emocional para el Aprendizaje, Pax, S.A.