Conflictos de comunicación.

Maestro/a de Español.

Estimado/a Compañero/a.

Cuando un Ciclo Escolar está a días de concluir parece que se dificulta la comunicación con los alumnos de secundaria. 

Conflictos de comunicación con los alumnos.

Suele ocurrir. Cuando me comunico con un grupo,   percibo conflictos de comunicación: Lo que  digo  no  siempre corresponde a  lo  que entienden  mis alumnos. Me ha pasado con estudiantes  de posgrado e igual me pasaba hace años  con alumnos de secundaria.

Una experiencia interesante es cuando uno como maestro graba lo que dice durante una clase. Luego, al escuchar lo grabado, uno  descubre aspectos que  pueden sorprender : tono, volumen, timbre de voz; tiempo para que los alumnos respondan;  muletillas y reiteraciones innecesarias.

Si no escuchamos,  las palabras no sirven de mucho: oír y escuchar no son sinónimos. 

Uno cree que basta con dejar ideas claras para lograr una comunicación efectiva, pero hace falta  generar la empatía necesaria en el otro para que nos escuche desde el lugar que necesitamos.
Generar empatía implica sintonizar con nuestro interlocutor, lo que permite romper barreras, acercar puntos de vista. 

¿ Cuántas veces hemos catalogado como “buenos alumnos”  a aquellos  que no hablan y “no dan problemas” porque nunca  emiten  opiniones? En cambio, a veces, los alumnos curiosos, imaginativos, entusiastas y participativos  son identificados  como  alumnos incómodos.

Verificar

Verificar lo que el otro escuchó nos permite reconocer el grado de entendimiento de lo que dijimos. El no verificar lo dicho genera muchos malos entendidos. Cuando nos damos cuenta de ellos, casi siempre es tarde.

Evitar suposiciones

Aquello que para mi resulta obvio, probablemente no lo sea para el alumno. Los estándares cambian con las personas. Suponer que el otro va a interpretar exactamente lo que digo puede resultar falso.

Sintonizar con el otro

Muchas veces pretendemos que los alumnos  piensen e interpreten las cosas como uno lo hace.  Esto genera frustración. Quizás no lo digamos con palabras, pero nuestros pensamientos y actitudes nos delatan. Si miramos a la ventana  cuando hablamos, es probable que el otro también haga lo mismo. Por eso es importante conectarse con nuestro interlocutor.

Cada persona percibe las cosas a su manera y a partir de sus experiencias, educación, necesidades, deseos, etc.

Quizás por eso resulte ilusorio pretender una comunicación perfecta. No obstante, podremos disminuir notablemente nuestros desencuentros cuando podamos reconocer las sorderas propias y ajenas.

Cecilia Beuchat R.* nos dice:

los alumnos  escuchan mejor en las primeras horas de la mañana;

lo hacen mejor cuando el profesor deja unos segundos para responder las preguntas y cuando éstas son abiertas y no requieren sólo respuestas monosilábicas;

los alumnos  incrementan su capacidad de escuchar cuando se les da la oportunidad de participar activamente y discutir;

escuchan mejor la información  del profesor cuando es presentada en forma variada y cuando tiene significado y relevancia para ellos;

se muestran motivados cuando conocen el propósito de la actividad y cuando se los estimula y refuerza.

Ser un buen expositor no es fácil y algunos podemos haber perdido esta capacidad. 

Ser un buen  expositor significa mirar a la persona mientras se habla, no interrumpir y hablar al mismo tiempo que ella, pensar en lo que está diciendo el interlocutor y no manifestar gestos de impaciencia. Si el discurso se alarga sin necesidad, solicitar, con respeto y tino, un corte.

En la clase es prácticamente imposible mantener a los alumnos en un silencio absoluto; y sería absurdo pretenderlo en una asignatura que busca desarrollar competencias comunicativas:

“¡—Silencio. La clase de Español va a empezar!”.

En la novela Momo, de  Michael Ende, se destaca la cualidad que posee la protagonista  de saber escuchar:

“Momo sabía escuchar de tal manera que a la gente tonta se le ocurría, de repente, ideas muy inteligentes. No porque dijera o preguntara algo que llevara a los demás a pensar esas ideas, no; simplemente estaba allí y escuchaba con toda su atención y simpatía.

Sabía escuchar de tal manera que la gente perpleja o indecisa sabía muy bien, de repente, qué era lo que quería. O los tímidos se sentían de súbito muy libres y valerosos. O los desgraciados y agobiados se volvían confiados y alegres.

Y si alguien creía que su vida estaba totalmente perdida iba y le contaba todo  a la pequeña Momo, y le resultaba claro, de modo misterioso mientras hablaba, que así tal como era él, sólo había uno entre todos los hombres y que, por eso, era importante a su manera, para el mundo.

¡Así sabía escuchar Momo!” (pp. 20-21).

Referencias 

Cecilia Beuchat R (2001) Children’s language and the language arts. New

York: Mc Graw Hill Book.

Greene, H.; Petty, W. (1999) Developing language skills In the elementary

school. Boston: Allyn and Bacon, Inc.


Saludos cordiales de Humberto Cueva.

Posdata.- En la próxima entrega :

Programa de Español 2006
¿Crónica de una muerte anunciada? 

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Conflictos de comunicación.

  1. Hola, Profr. estoy en un curso y no estoy en casa, cual es el blog en donde se bajan todos los programas, y busque en su blog y no lo encuentro..gracias por su ayuda.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s