Sexismo lingüístico

Sexismo lingüístico

Se acabaron los tiempos de “ciudadanos y ciudadanas”, “niños y niñas”, “mexicanos y mexicanas”, etc. El pleno de la Real Academia Española (RAE) ha aprobado un informe académico en el que se critican las directrices sobre “lenguaje no sexista”, porque imposibilitan la comunicación.

 “No se podría hablar”, de acuerdo a las reglas gramaticales y de sintaxis actuales, explica el investigador Ignacio Bosque, responsable del informe “ Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer”.

Si buscamos evitar con rigor el sexismo en el idioma, tendríamos que decir, por ejemplo: “Los perros y las perras son los mejores amigos y las mejores amigas  de los hombres y de las mujeres”.

¿Podríamos comunicarnos con fluidez si se cumpliera con reglas de este tipo? En opinión de Ignacio Bosque la respuesta es no.

Ignacio Bosque tiene claro que el propósito del lenguaje no sexista es loable porque quieren “contribuir a la emancipación de la mujer y a que alcance su igualdad con el hombre en todos los ámbitos del mundo profesional y laboral”, pero no tiene sentido “forzar las estructuras lingüísticas para que constituyan un espejo de la realidad” ni “impulsar políticas normativas que separen el lenguaje oficial del real”.

Recurrir a fórmulas como “ciudadanos y ciudadanas” supone recargar el lenguaje hasta hacerlo impracticable y cita como ejemplo un artículo de la Constitución de Venezuela.   

“Solo los venezolanos y venezolanas por nacimiento podrán ejercer los cargos de presidente o presidenta de la República, vicepresidente ejecutivo o vicepresidenta ejecutiva (…)”, reza el citado fragmento que se alarga, innecesariamente, según la RAE, para escribir en masculino y femenino casi una veintena de cargos.   

Se cita un par de largos párrafos de la Carga Magna venezolana, adoptada en 1999 a instancias del presidente Hugo Chávez.   

La denominada “Constitución Bolivariana” buscaba con su redacción ser un “ejemplo” de la no discriminación, incluida la sexista, lo que llevó a una redacción recargada de varios de sus artículos.

La igualdad, dice Bosque,  consiste en tratar de que esta “se extienda por completo en las prácticas sociales y en la mentalidad de los ciudadanos”, y poco tiene que ver con usar la palabra ciudadanía para que las mujeres no se sientan excluidas.

El informe “Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer”, puede consultarse íntegramente en la página web www.rae.es.

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Práctica docente, Primaria, Primaria, Secundaria, Secundaria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sexismo lingüístico

  1. norma gomez dijo:

    Es tedioso escuchar una conferencia donde se hace notar la diferencia entre sexos y lo es más porque la costumbre nos da a entender que por ser humano, primer hombre, etc, se refiere a hombre y mujer. Lo felicito por el trabajo que ha hecho, las publicaciones que tan amenas e importantes tiene a bien poner a nuestra disposición y espero que siga por mucho tiempo.

    Me gusta

  2. Estoy totalmente de acuerdo. Lo negativo es que hay muchas mujeres que apoyan estas formas de expresión para no sentirse marginadas, ya que dicen que las normas gramaticales son establecidas por hombres y así todo está a su favor.
    Desde la década de los setentas del siglo anterior, avanzó la idea de decir y escribir el poeta y la poeta, en vez de poetisa en el caso femenino. Ahora la RAE acepta ambas formas para no reñir con tanta buena poetisa que hay en el mundo de habla hispana y para no ir en contra de arraigadas costumbres en la realización de la lengua.
    Un saludo respetuoso desde Mérida, la de Yucatán.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s