Claves para enseñar a interpretar

Claves para enseñar a interpretar

Daniel Cassany*

Fomenta el diálogo entre el alumnado

 Es importante  intercambiar  puntos de vista durante la lectura de un texto. El habla es la mejor herramienta para construir interpretaciones de un texto y, puesto que necesitamos a un interlocutor para hablar, organicemos la clase en parejas o tríos de alumnos que lean el texto en silencio y que intercambien sus impresiones.

Al tener que explicar a un compañero lo que entiende, el alumno se  ve obligado a buscar palabras para expresarlo, de manera que las intuiciones y las emociones se materializan en lenguaje.

Al escuchar la opinión de otros compañeros, las  interpretaciones del alumno  se refuerzan, si hay coincidencia, o se corrigen, si no la hay.

El trabajo en grupo también prepara para intervenir en una puesta en común final: los alumnos participan más porque tienen más cosas que decir.

Finalmente, el alumno se da cuenta de que hay varias interpretaciones posibles, que la suya solo es una más y que comprendemos mejor un texto al sumar puntos de vista.

Pregunta sobre el propósito y el punto de vista del autor.

La tarea tradicional de buscar la idea principal debe ser sustituida por estas otras, que adoptan una perspectiva más social: ¿qué pretende el texto?, ¿por qué lo escribió el autor?

Sin duda son preguntas más difíciles que exigen haber comprendido antes las ideas principales del texto. En general, las preguntas sobre la forma (estilo, lenguaje) y la estructura del texto (tesis, idea de cada párrafo) deberían supeditarse a los efectos que causan en el lector y a los propósitos a que aspira el autor, de modo que el alumno pueda darse cuenta poco a poco de la utilidad que tienen los diferentes recursos discursivos.

Otras preguntas posibles son: ¿por qué utiliza estas palabras el autor?, ¿qué efectos provoca este orden de las ideas?

Fomenta la relectura y el análisis de los puntos relevantes.

Difícilmente podremos construir una interpretación elaborada con una sola lectura, por breve y sencillo que sea el texto.

 A los alumnos, con menos experiencia lectora, todavía les puede costar más. Por ello, las tareas de lectura  deben fomentar la anticipación, la relectura selectiva del texto y el análisis lingüístico de los fragmentos más relevantes, que esconden los puntos calientes de la interpretación.

Animemos al alumno a releer con preguntas como: ¿dónde se afirma X en el texto?, ¿qué palabras o fragmentos del texto te han sugerido esta idea?, ¿con qué fragmentos estás de acuerdo?

La relectura puede alternar con el diálogo en grupos pequeños y con la puesta en común.

Ayuda al alumno a relacionar la lectura con su mundo.

Los adolescentes leen por su cuenta cuando los textos se integran en su vida social, cuando leer y escribir reafirma y consolida su identidad: al chatear con colegas, al comentar con amigos una novela fantástica, al participar en foros de manga, rock, deporte o motocicletas, etc.

La interpretación juega un papel esencial en esta conexión, porque es al interpretar personalmente un escrito cuando surge el yo, cuando se consolida la identidad por oposición con el otro (autor u otro lector). Por ello, propongamos tareas que conecten la lectura con la vida personal: escribir un Diario de lectura para detallar las sensaciones que provoca leer un libro (los recuerdos que despierta, las sensaciones que provoca, etc.); fomentemos que los alumnos se recomienden entre si sus lecturas preferidas, explicando por qué les gustó un libro, una web, un foro, etc.

http://docentes.leer.es/files/2009/06/ep_eso_prof_10clavesparaensenarainterpretar.pdf

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s