Coevaluar en equipos de tres.

Coevaluar  en equipos de tres.

Los proyectos didácticos conllevan muchas y variadas tareas para los alumnos: resúmenes, reglamentos, poemas, reseñas, informes, cuentos, prólogos… Y no  se trata solamente de escribir tales textos,  también  que hay que  revisar, corregir y reescribir, parece una labor sin fin :

¡Escribir es reescribir!

 Primero   “Escribir una versión preliminar del texto”;  enseguida “Revisar la versión elaborada”, luego “Corregirla” y después “Escribir la versión final”, es un camino  que  exige tiempo  y atención sostenida, parece el camino de Sísifo.

Ante esta situación, yo le pregunto:                                                                                                                                                                    

*¿ Qué suele ocurrir cuando un profesor debe revisar los escritos de  dos o más grupos?

* ¿Qué reacciones suelen  generarse en los alumnos al verse obligados a corregir lo que el maestro les  ordena?

En el modelo tradicional, los maestros  corregimos la versión final del texto, es decir, enfatizamos el producto y cuidamos especialmente la forma: limpiamos la superficie del texto señalando ( con tinta roja si es posible) los errores ortográficos.

Pero de acuerdo con el enfoque de las prácticas sociales del lenguaje y del trabajo con proyectos didácticos, el  modelo de corrección debe  hacer  énfasis en el proceso, es decir, debe conceder  importancia a los borradores previos, cuidando no solamente la forma (ortografía, puntuación…) sino también el contenido ( la coherencia, la cohesión, la estructura ) .

 En este modelo del trabajo , más que un juez calificador, el maestro  se convierte en un colaborador del alumno.
 ¿ Puede  cederse  el poder de la evaluación a los propios alumnos?

 Los alumnos aprenden mucho corrigiendo: valoran, analizan, ¡aprenden a escribir al revisar!

Suele opinarse en contra de esta propuesta  que los alumnos no tienen conocimientos suficientes para corregir,  que no están acostumbrados a hacerlo, que si alguna vez un alumno  corrige  a otro, entonces  no lo toma en serio y espera a que el maestro verifique lo corregido.

Ante estos argumentos, sugerimos el beneficio de la duda: la corrección en manos de los alumnos puede ser  una experiencia  enriquecedora de aprendizaje que vale la pena potenciarla aún con todas las dificultades que pueda tener.

¿Pueden los alumnos  “Revisar el texto”,  luego “Corregir” y después “Escribir la versión final”?

Si pueden cuando se  les apoya con indicadores de evaluación.

Hemos visto que  muchos maestros establecen  indicadores de evaluación y ponen en práctica modalidades de revisión grupal como la siguiente:

            *Organizan al grupo en parejas o en equipos de tres: Al concluir un escrito, los alumnos se intercambian los textos que han elaborado, los revisan y  explican las modificaciones que ellos harían; finalmente cada quien corrige su escrito.

 Otras opciones :

  • Por turnos, un equipo se responsabiliza durante una semana  de corregir los textos del resto del grupo.
  • Al concluir un escrito, cada alumno “pega” en el pizarrón (o en las paredes) su trabajo. Se da tiempo para que los alumnos circulen libremente leyendo los textos y anotando sugerencias.( Los comentarios también pueden hacerse en forma  oral y directa a los autores de los textos)

 Los  alumnos pueden asumir un papel más libre y responsable  de su aprendizaje cuando tienen definidos  indicadores de evaluación y se les brinda oportunidades de  coevaluación y  autoevaluación.

* Daniel Cassany ( en Reparar la escritura, Graó, Barcelona, 2000) nos recuerda que, tradicionalmente, en la escuela la  revisión ha sido  responsabilidad exclusiva del maestro. En esta tradición, sólo el maestro sabe lo que es necesario corregir y  el alumno  es visto como un aprendiz que no está capacitado para autocorregirse y menos para corregir a sus compañeros, pues no sabe lo suficiente y podría equivocarse. Con este enfoque, el alumno no aprende a corregir sus escritos ni los escritos de  cualquier otro. De esta manera, el alumno no desarrolla autonomía para escribir porque la escuela  le impone la dependencia a  la revisión del maestro.

En esa visión tradicional que hoy día se cuestiona, el alumno escribe y espera a que el maestro le corrija, pues nadie le ha fomentado la idea de la autocorrección.

La revisión de tareas, y, en general, la revisión  de los textos que escriben  los alumnos, tiene que ver con lo que los maestros  creemos que se debe corregir.

Veamos un formato para una coevaluación.

 

ESPAÑOL

Coevaluar  en equipos de tres.

 

      Alumnos que se coevalúan:

 

Alumno “A”:  ______________________________________________________________

 

Alumno “B”:  ______________________________________________________________

 

Alumno “C”:  ______________________________________________________________

 

Grado:_____ Grupo:_______ Maestro(a):______________________________________

 

  INSTRUCCIONES: Dinámica de coevaluación con trinas. 1)    El alumno “A” entrega su producto [escrito o tarea] a “B” a fin de que éste lo revise; “B” entrega su tarea a “C” y revisa la tarea  de “A”,  “C” entrega su tarea a “A” y revisa a  “B” en un primer momento. Hasta aquí cada quien revisa la tarea de otro. 2)    En un segundo momento: “A”, quien ya revisó el producto de “C”, ahora se lo entrega a “B”; “B”, quien ya revisó el producto de “A” ahora se lo pasa a “C”; “C” , quien ya revisó el producto de “B”, ahora se lo pasa a “A”.3)    Finalmente, cada quien es revisado por dos compañeros y puede darse un momento de réplica.   
INDICADORES DE EVALUACIÓN DE TEXTOS Alumno“A” Alumno“A” Alumno“A”
1. Utiliza un criterio para organizar las ideas.      
2. Destaca suficientemente el título.      
3. Aplica las reglas ortográficas.      
4. Usa vocabulario variado.      
5. Construye frases con sentido.      
6. Emplea conectores o nexos apropiados.      
7.  Aplica adecuadamente signos de puntuación.      
8. Prescinde de información irrelevante o innecesaria.      
9. Utiliza un léxico adecuado al tema  que aborda.      
10. Emplea variedad en el uso del vocabulario.      

 

Fecha:______________________________________

 

NOTA.- Si desea este formato en versión PDF haga “click” aquí.

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Coevaluar en equipos de tres.

  1. Luna Gon dijo:

    Gracias Maestro.   Todo el material que me proporciona, no sabe ud. como me ayuda.   Que Dios lo proteja siempre  y nuevamente mil gracias por todo el material didáctico.

    Me gusta

  2. Javier Lila Hernández dijo:

    Hola, maestro, en este ciclo pedí libros de su autoría y solo me falto para un grupo de 6 que atiendo y me llegó otro, ¿porqué? saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s