El lenguaje no es el sobre en el que metemos la carta

La lengua no es el sobre en el que metemos la carta

Por Carlos Rubio*

Madrid,  España (26 febrero 2013).- “En la lengua todo son matices; si uno prescinde de los matices en la forma, acaba también simplificando el contenido”, asegura el lingüista español Ignacio Bosque.

Miembro de la Real Academia Española, Bosque resalta que en la lengua todo es sutil, y que cualquier pequeño cambio tiene consecuencias para el contenido.

“Yo creo que es muy importante preocuparse por distinguir matices léxicos o sintácticos, porque no es igual que un adjetivo vaya delante del nombre que vaya detrás; nunca es igual elegir una palabra que otra”.

“Uno elige y sabe lo que transmite con la voz que elige; entonces, si se pierden los matices relativos a la forma, también se prescinde de ellos en el contenido, y eso es mucho peor, porque el pensamiento se simplifica y se empobrece”, dice en entrevista.

Bosque considera de suma importancia la enseñanza de la lengua desde los cursos de educación básica, y lamenta que a menudo se interprete la lengua como si fuera sólo el envoltorio de las ideas.

“El lenguaje no es el sobre en el que metemos la carta; la forma es inseparable del contenido, a pesar de que mucha gente piensa que no importa cómo se exprese si se hace entender”.

En su opinión, los cursos básicos deberían dejar de insistir tanto en enseñar conceptos gramaticales que no son importantes en esas edades y habría, en cambio, que trabajar aspectos como la expresión, el dominio del léxico, la argumentación, el conocimiento de las diferencias y matices que separan las palabras.

Agrega que se ha exagerado el daño que pueden hacer los lenguajes que se utilizan en las redes sociales entre la juventud.

“Se ha exagerado porque estos aspectos afectan el registro, y los registros son como los atuendos: uno cambia de registro en función de la situación, de la circunstancia, de la formalidad, de los interlocutores, del tipo de acontecimiento; entonces uno no habla igual con un profesor que con un amigo, un padre, un juez o un médico”.

“A mí no me parece malo usar cierto tipo de abreviaturas o contracciones en el lenguaje de las redes sociales, pero cuando un estudiante hace un examen, no puede mantener esas abreviaturas. Aun así, tenemos estudiantes que escriben ‘por’ con una ‘x’, por ejemplo, y el problema está en no saber cambiar de registro; los estudiantes tienen dificultad para cambiar de registro y a veces también para cambiar de atuendo: llevan zapatillas deportivas en todos los casos”, explica.

*http://www.elnorte.com/vida/articulo/732/1462473/

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s