Virtudes y oropel de los concursos de Ortografía.

thumbnail-1.aspx

 Virtudes y oropel de los concursos 

de

Ortografía

 

Los maestros de Español son responsabilizados de muchos concursos, por ejemplo, de concursos de ortografía.

El “Concurso Hispanoamericano de Ortografía” fue un viacrucis que cargamos durante trece años. Dicho concurso fue a iniciativa de unas señoras que en su tiempo fueron  primeras damas de algunos países de América Latina. Estas señoras, esposas de presidentes de la época, tuvieron la buena idea de  crear la “Fundación Hispanoamérica Bien Escrita” con el fin de promover el cultivo y buen uso del idioma español. Pero esto fue hace trece años, y desde entonces, muchos  presidentes  han cambiado en los países latinoamericanos, y consecuentemente, las primeras damas.

A la fecha NO se ha generado  ninguna convocatoria a nivel hispanoamericano para efectuar el esperado   “XIV CONCURSO HISPANOAMERICANO DE ORTOGRAFÍA”, pero,  quizás por inercia, por tradición, por nostalgia, o por lo que Usted se imagine, algunos estados de nuestro  país, por iniciativa propia, han lanzado  convocatorías incluyendo fechas hipotéticas de las etapas nacional e internacional. Dichas convocatorias estatales, publicadas con el nombre de “XIV CONCURSO HISPANOAMERICANO DE ORTOGRAFÍA. NIVEL ESTATAL”, asumen que  la SEP publicará la convocatoria respectiva a nivel nacional,  pero lo cierto es que, a la fecha, no se cuenta  con el respaldo de una convocatoria nacional ni hispanoamericana.

Independientemente de esta situación circunstancial, la cultura de los concursos parece muy generalizada en las autoridades de algunas entidades. Pero si uno se “pone en los zapatos del maestro“, podría  preguntarse:  ¿Se trata de un concurso  para identificar a un alumno brillante por su  dominio ortográfico o se trata de mejorar la ortografía del alumnado de la entidad?

El citado “Concurso Hispanoamericano” quizás cumplió su función histórica pero heredó una lastimosa cultura de cláusulas efectivas para el exterminio masivo de alumnos que cometían deficiencias ortográficas.

El  sistema educativo nacional participó en trece certámenes, correspondientes al multicitado concurso, y en cada uno,   seleccionaba  al estudiante que participaba  representando a México en  la competencia internacional. Las bases de las convocatorias obedecían a un holocausto de eliminación: cada año se efectuaban concursos  elimitarios en cinco niveles: A) de escuela; B) de zona escolar; C) de región; D) a nivel estatal; y E) a nivel nacional. En cada una de estas fases  se seleccionaba a un representante  para la siguiente etapa. Los  alumnos “ganadores”de cada entidad (de segundo grado de secundaria) participan en un concurso nacional, el alumno que obtenía  el primer lugar nacional  participaba al inicio del siguiente ciclo escolar en el empedernido “Concurso Hispanoamericano”. El proceso se repitió durante trece años. Cabe aclarar  que en esos  trece años, México nunca obtuvo un primer lugar  en la justa hispanoamericana.

De las cuatro etapas antes mencionas : A) de escuela; B) de zona escolar; C) de región;   D) a nivel estatal; y, E) a nivel nacional, la más importante desde el punto de vista educativo es la primera.

La etapa de Escuela debe brindar a todos los alumnos las mismas oportunidades, con  normas  transparentes y procedimientos didácticos para promover la cultura de la ortografía de todos los alumnos, garantizando imparcialidad mediante instrumentos de evaluación pertinentes, equitativos y cuya calificación queda debidamente documentada. Justamente en la etapa de Escuela es donde un concurso de ortografía puede contribuir al aprendizaje y mejoramiento de la ortografía del alumnado. La etapa de Escuela es la verdadera oportunidad de aprender ortografía, en ella   empieza y  concluye el potencial de aprendizaje para los alumnos, después,  lo que sigue es oropel y fanfarria.

Los  procedimientos eliminatorios  de los concursos tradicionales  suelen establecer reglas silvestres  que destacan el mérito individual de un alumno.  Una vez identificado al  “ganador”, la atención  suele  enfocarse  a “prepararlo”  en lo individual con miras a su mejor desempeño en el siguiente concurso. La lógica de las reglas conlleva a enfocar la atención en uno y en el olvido de los otros.

En trece años  han cambiado  programas de aprendizaje, incluso han cambiado las normas ortográficas  de la Real Academia Española, pero las reglas de los concursos de ortografía  parecen resistentes a adoptar un enfoque didáctico  que procure la participación grupal.  

Una cosa que nos debe quedar clara  es que la Ortografía es como una asignatura de la que siempre se aprende. Se aprende especialmente cuando la relacionamos  con textos específicos. Aprender ortografía requiere  el cuidado y la atención cuando se lee y se escribe.  El  conocimiento de las normas gramaticales a nadie le estorba, sin embargo, hoy día no se recomienda partir del conocimiento de  ellas para aprender ortografía. 

Existen reportes y  estudios de investigación  para la enseñanza de la ortografía que los maestros debemos conocer. Algunos maestros quisieran recetas efectivas y soluciones rápidas.  En principio,  hay que  reconocer que el  método tradicionalista  inspirado en la memorización de  normas o reglas gramaticales, y el consecuente  dictado de palabras y los  ejercicios de mecanización, no  son el mejor camino para mejorar la ortografía de los alumnos. Hoy día  se recomienda fomentar la  producción  oral y escrita en las que el conocimiento del léxico juega un rol trascendental. 

La práctica ortográfica es complementaria a la lectura y escritura. Lo ideal es la asociación de la compresión lectora, la escritura y la ortografía. Leer y escribir, logrando que otros escuchen y lean lo que el alumno lee y escribe, fomentando la coevaluación.

Si Usted desea conocer algunos escenarios de estos concursos pude dar “click” en las siguientes ligas:

http://www.youtube.com/watch?v=aaJZkkifVrw

http://www.youtube.com/watch?v=U5LnCYT8odo

http://www.youtube.com/watch?v=t5bHjFEzvr0

http://www.youtube.com/watch?v=uMcTcUAJWD8

En las siguientes fuentes, Usted encontrará diversidad de opciones para mejorar la ortografía de sus alumnos:

Portal de la Real Academia Española (Sección :Ortografía) http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000039.nsf/voTodosporId/C6A856FB135C6450C12576D60041BDC7

Portal de la Academia Mexicana de la Lengua http://www.academia.org.mx/ortografia.php

18 DICTADOS para descargar y 3 EJERCICIOS de ortografía. http://www2.gobiernodecanarias.org/educacion/17/WebC/eltanque/lengua/lengua.html La web REGLAS DE ORTOGRAFÍA es un portal muy completo que cuenta con numerosas opciones: reglas y ejercicios, acento ortográfico, uso de mayúsculas, signos de puntuación, abreviaturas, gentilicios, palabras dudosas, errores, palabras dudosas, etc. http://www.reglasdeortografia.com/

ORTOGRAFÍA INTERACTIVA . Portal que ofrece dos opciones: ortografía interactiva online o si lo preferís ortografía para imprimir. http://www.aplicaciones.info/ortogra/ortogra.htm.

El punto sobre la i. Material digital para el aprendizaje activo de la ortografía de la Consejería de Educación de la junta de Extremadura. Cuenta con un apartado muy interesante sobre “palabras dudosas”. El programa puede descargarse para instalarlo en el ordenador y utilizarlo sin necesidad de conexión a la red. http://contenidos.educarex.es/mci/2006/08/html/menu.htm

BATERÍA DE EJERCICIOS PARA LA PRÁCTIVA DE LA ORTOGRAFÍA. http://www.tinglado.net/tic/javier/ortografia1/marco.htm


Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Virtudes y oropel de los concursos de Ortografía.

  1. Alicia Hernández dijo:

    Sobre los concursos de ortografía hispanoamericano, se me hacen muy buenos pero he notado que ponen palabras que a veces ni yo como maestra se el significado, deberían
    poner palabras mas comunes para que el alumno las pueda identificar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s