¿Usar el libro de texto ?

 

¿Usar el libro de texto ?

 cropped-cropped-portada-ok51.jpg

“Libros de texto de Español…Libros que no confunden” 

Nos preguntamos sobre el uso del  libro de texto porque queremos que los alumnos reafirmen sus competencias para leer y escribir.

El libro de texto, quién lo duda, es de los alumnos y para los alumnos. Una vez dicho lo anterior, Usted estará de acuerdo si le digo que, no obstante que el libro de texto es de y para los alumnos, el maestro tiene mucho que ver con el uso de  este recurso didáctico.

No todos los maestros utilizan de forma homogénea o estandarizada los libros de texto. ¡Viva la diversidad!

Ciertamente, existe una gran variedad de criterios. Los criterios oscilan desde prácticas que prescinden totalmente de su presencia en las aulas,  hasta la utilización  lineal de los mismos.

¿Prescindir totalmente del libro de texto en las aulas o dar una utilización lineal del mismo?

 ¿Cuál de las dos opciones es la recomendable?

Salvo su mejor opinión, trataré de argumentar que:

Una clase sin libro de texto es tan limitada como una clase sustentada sólo en el mismo.

El uso adecuado del libro de texto contribuye eficazmente a la apropiación de las prácticas sociales del lenguaje. Empezaré mi argumentación  citando al prestigiado Gimeno Sacristán, quien afirma que el libro de texto “concreta el  curriculum”:  “ El libro de texto concreta  el  curriculum en  una praxis, una práctica de  función socializadora y cultural”.*  

Libro de texto…¿Función socializadora y cultural?

El  libro de texto es una propuesta didáctica que cada maestro  acoge según su experiencia y estilo pedagógico. Siendo una propuesta didáctica, lejos de reemplazar al maestro, el libro de texto desarrolla el potencial docente del propio  maestro.

Los  libros de texto no condicionan la autonomía profesional ni restan profesionalización al maestro. Quien gobierna gobierna la vida de la clase es el maestro, la presencia del libro de texto no profesionaliza ni desprofesionaliza. Se incurre en un extremo u otro en la medida en que el maestro toma en cuenta o no el entorno, pero lejos de impedir una relación con el entorno, el libro de texto parte de premisas capaces de invocar ambientes  contextualizados.

El informe “Educación para todos” (2008), publicado por UNESCO, afirma que “los libros de texto influyen positivamente en el aprendizaje de los alumnos y pueden contrarrestar las desventajas de tipo socioeconómico, especialmente en contextos donde los ingresos económicos son bajos”.

En este sentido, podemos preguntarnos: ¿Qué uso conviene hacer del libro de texto? ¿Qué beneficios se obtienen con su presencia en las aulas?

La sola presencia del libro de texto no garantiza la apropiación de conocimientos, no garantiza  aprendizajes esperados ni tampoco garantiza el  éxito de  los proyectos didácticos. El mejor libro de texto es  susceptible de ser empobrecido por  lectores o por  contextos de utilización (Gimeno, 1994, p.24).

La sola presencia del libro de texto no puede garantizar nada, pero su ausencia  suele generar  desconocimiento de muchas cosas.

Si no usas el libro de texto no pasa nada. Si lo usas …puede pasar mucho.

Permítame comentarle las  virtudes de  los libros de texto de nuestra autoría.

Libros de texto de Español… ¿Por qué   funcionan ?

Los libros de texto Español 1 , 2 y 3 funcionan porque…

I.  Se apegan al enfoque y al  Programa  vigente;

II. Desarrollan todos los contenidos programáticos a partir de información actualizada, en forma lógica, gradual, y en el nivel de profundidad requerido;

III. Ofrecen propuestas didácticas específicas que favorecen el logro de los aprendizajes esperados;

IV. Fortalecen el tratamiento transversal de temas de relevancia social;

 V. Proponen actividades de aprendizaje atendiendo al enfoque en distintas modalidades de participación (individual, pareja, equipo y grupo), considerando recursos y materiales alternativos en atención a los diferentes contextos y regiones del país;

VI. Favorecen la autonomía de los alumnos en el proceso de aprendizaje, así como modalidades de participación que impliquen el trabajo colaborativo;

VII. Contienen:

  • La jerarquía de los componentes del programa : bloques y proyectos didácticos.
  • Los aprendizajes esperados al principio de cada proyecto didáctico y las secuencias didácticas correspondientes.
  • Un lenguaje comprensible que permite entender claramente la información.
  • Sugerencias bibliográficas para el alumno y para el maestro que complementen la información ofrecida por el libro de texto.
  • Sugerencias de referencias de sitios de internet y de materiales multimedia.

Características singulares de nuestros libros de texto:

  1. Las metas se presentan  con claridad para los alumnos.
    (La meta de un proyecto se presenta en la portada del mismo)
  2. Incluyen una programación de sesiones del proyecto. (Enseguida de la portada de cada proyecto  se presenta una propuesta para programar  las sesiones con los alumnos)
  3. Vinculan actividades con temas de reflexión. (Con  secciones específicas )
  4. Dan seguimiento a los productos parciales con  indicadores de evaluación. (Con las secciones “Evalúa tus logros”)
  5. Evaluación apegada a los aprendizajes   esperados. (Al concluir cada proyecto:  “¿Qué aprendiste con  este proyecto?”)

 * Sacristán, Gimeno, El curriculum: una reflexión sobre la práctica, Ed. Morata, Madrid, 1991

Bibliografía

W. Carr, y S. Kemmis, (1998) Teoría crítica de la enseñanza. Barcelona. Martínez Roca.

J. Contreras (1997) La autonomía del profesorado. Madrid .  Morata.

J. Gimeno Sacristán (1988). El currículum: una reflexión sobre la práctica. Madrid. Morata

L. Stenhouse, (1984). Investigación y desarrollo del currículum. Madrid. Morata.

imagen_de_un_paisaje_en_la_carretera-1920x1080

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Usar el libro de texto ?

  1. norma elia martinez lucero dijo:

    Maestro compre sus cuadernos de trabajo de secundaria, y me han servido bastante me di cuenta que los cuadernillos que mandó la SEP Usted viene como uno de los maestros que lo elaboraron lo felicito y lo admiro mucho por su sapiens.”Felicidades por Usted.
    verá yo trabajo con los libros de texto de trillas de españo y realizo ejercicios con los alumnos en el cuaderno de trabajo, e interecalo el cuadernillo de la sep con su cuaderno.
    me gustaría saber su opinion al respecto y si tiene una sugerencia bienvenida maestro.
    espero su respuesta

    Me gusta

    • Humberto Cueva dijo:

      Estimada Norma Elia Martínez Lucero:
      En principio, nadie mejor que tu para seleccionar los materiales que te funcionan en el aula; nadie mejor porque tu estás en el contexto real ante unos alumnos reales. Desde ese punto de vista, bienvenidos todos los materiales que puedan apoyar tu trabajo áulico.
      Ahora bien, ante una variedad de materiales, pude ocurrir algo parecido a un paciente que tiene varios médicos y distintos tratamientos para una misma enfermedad.
      Sugerencias para evitar posibles confusiones: contar con una planeación bimestral. Tenemos tres proyectos por bimestre, cada uno con aprendizajes particulares, actividades específicas y productos parciales orientados a un gran producto final cada proyecto. En la medida que los alumnos PARTICIPEN en las actividades, lograrán apropiarse de los aprendizajes esperados.
      Una vez puntualizado lo anterior, te comento qué es lo que yo haría: tomaría como material rector el libro de texto, los cuadernos los usaría básicamente como cuadernos de tareas y especialmente para reforzar aquellos temas de reflexión que detectaría como difíciles o complejos.
      Estamos en comunicación.
      Saludos con afecto. H.C.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s