¿Qué materiales de lectura favorecen el desempeño en PISA?

DSCN2975

¿Qué materiales de lectura favorecen el desempeño en PISA?

Por Salvador Saulés Estrada*

Captura-de-pantalla-2013-05-27-a-las-17.58.12

¿Favorecen la lectura de revistas, de periódicos, de historietas, de textos de ficción y de no ficción?

PISA 2009, además de indagar sobre el desempeño de los estudiantes de 15 años en el área de lectura,  obtuvo información sobre las distintas prácticas que los estudiantes realizan fuera del ámbito escolar.

PISA sostiene que los estudiantes que obtienen un mejor desempeño en la prueba son aquellos que diversifican su interés por la lectura de materiales de distintos géneros.

Existe una asociación que se va reforzando de manera cíclica, entre la comprensión de los textos, las actitudes hacia la lectura y el aprendizaje, la motivación y la participación en diversas prácticas lectoras (como la lectura de distintos materiales).

¿Qué materiales de lectura se asocian con un mejor desempeño de los estudiantes?

PISA 2009 exploró la frecuencia de lectura de cinco distintos materiales y el desempeño mostrado por los estudiantes en la prueba. Esta información se obtiene del cuestionario dirigido a los estudiantes. La pregunta específica fue: ¿Con qué frecuencia lees el siguiente material, porque tú así lo deseas? Las opciones de material fueron: a) Revistas, b) Historietas, c) Ficción (novelas, cuentos), d) Libros de no ficción, y e) Periódicos. El estudiante debía indicar la frecuencia de lectura por medio del uso de la siguiente escala: “Nunca o casi nunca”, “Pocas veces al año”, “Una vez al mes”, “Varias veces al mes” o “Varias veces a la semana”.

Es importante señalar que cada uno de los materiales de lectura posee particularidades propias y, por lo tanto, cuenta con estrategias específicas y determinados requerimientos cognitivos. Una novela requerirá acercamientos sistemáticos y constantes durante un periodo mayor que el que se necesita, por ejemplo, para leer las notas de un periódico o de una revista.

Revistas. La lectura de este tipo de material pocas veces se realiza de manera constante, tal como podría suceder con una novela.

En México, 65% de los estudiantes de 15 años muestra un comportamiento habitual con la lectura de revistas, es decir, las lee una vez al mes, varias veces al mes o varias veces a la semana. Los mejores resultados los obtienen los estudiantes que han contestado que leen revistas “Varias veces al mes”. Obtienen 441 puntos, 16 más que la media nacional de desempeño de la escala global de lectura (425).1

Historietas. La lectura de este tipo de material presenta un descenso en las prácticas de lectura juveniles contemporáneas. Si en algún momento en la historia de la lectura en nuestro país la práctica de leer historietas o cómics alcanzó un boom, parece ser que en la actualidad ésta no es muy frecuente entre los estudiantes de 15 años.

Captura-de-pantalla-2013-05-27-a-las-18.00.32-1024x400

Una clara muestra del poco interés que despiertan estas publicaciones se observa en la gráfica anterior, pues más de la mitad de los estudiantes (54%) se ubicó en las categorías “Nunca o casi nunca” o “Pocas veces al año”.

Ficción (novelas, cuentos). La tradición marca que la lectura literaria es la que hipotéticamente favorece más las distintas habilidades cognitivas de los estudiantes.

La mayor frecuencia de lectura de obras literarias se realiza en el rango que va de “Pocas veces al año” hasta “Varias veces al mes”. Aunque el puntaje (435) supera sólo con 10 puntos la media nacional de la escala global de lectura, es de destacar que sea precisamente en esta frecuencia de lectura de novelas y cuentos en la que se han obtenido los mejores desempeños.

Libros de no ficción. Esta categoría incluye textos de historia, biografías, de divulgación, o cualquier otro tipo de libros no literarios. No obstante, la denominación “libros de no ficción” parece un tanto técnica y es posible que los estudiantes hayan conceptualizado al género de forma diferente. Con esta salvedad, la gráfica 4 muestra los resultados y las frecuencias.

Los estudiantes que declararon que “Nunca o casi nunca” leen este tipo de libros fueron los que obtuvieron el segundo puntaje más bajo de todos los materiales analizados. Por el contrario, los que dijeron leer “Varias veces al mes” libros de no ficción alcanzaron la cifra más alta de todos los materiales de lectura: 445 puntos.

Otra información que muestra la gráfica es que la lectura de estos materiales, aun cuando sea con una frecuencia de pocas veces al año, trae en promedio buenos resultados en el desempeño de los estudiantes.

Captura-de-pantalla-2013-05-27-a-las-18.09.53-1024x349

Periódicos. La frecuencia de aparición de estos materiales condiciona en mucho su forma de lectura. El hecho de que los periódicos en su mayoría tengan una aparición diaria promueve una lectura más frecuente y a la vez más inmediata.

Se destaca que cerca de una cuarta parte (24%) de los estudiantes acepta que se aproxima a la lectura de periódicos casi diariamente (“Varias veces a la semana”) y otro porcentaje semejante (23%) lo hace “Varias veces al mes”. Estos últimos estudiantes son los que obtienen mejores desempeños, pues alcanzan los 433 puntos, es decir, 8 puntos más que la escala global de lectura (425).

Captura-de-pantalla-2013-05-27-a-las-18.10.43

Entonces, ¿qué materiales de lectura se asocian con un buen desempeño en PISA?

Si bien los mejores resultados los obtuvieron los estudiantes que dijeron leer “Varias veces al mes” libros de no ficción (445) y revistas (441), también se presentaron resultados favorables en otros materiales.

Los estudiantes que contestaron que leen cuentos o novelas con una frecuencia que va desde “Pocas veces al año” a “Varias veces al mes”, y los que leen periódicos “Varias veces al mes” obtuvieron también resultados favorables. Con estos datos puede afirmarse que los resultados positivos se presentan en aquellos estudiantes que dijeron leer los materiales de una manera muy cercana a como lo hace un lector convencional.

El caso de la lectura de historietas es singular. Como se mencionó, este tipo de publicaciones quizá ha adquirido un estigma negativo que ha provocado un declive en su lectura. Es un hecho por analizar el que más de la mitad de los estudiantes acepte que no leen estos materiales o que lo hacen muy pocas veces al año, y agregar a ello que son estos mismos estudiantes los que obtienen mejores resultados.

Es conveniente recordar que la pregunta sobre los materiales de lectura que los estudiantes prefieren se enfoca en las prácticas que suceden fuera del ámbito escolar. Sin embargo, el papel de la escuela es central para fortalecer dichas prácticas. Como se sabe, la escuela es uno de los pocos espacios que posee buena parte de nuestros estudiantes para desarrollar su hábito lector.

Si los mejores desempeños se encuentran en la lectura habitual de libros de no ficción, revistas, cuentos, novelas y periódicos, puede asumirse que es importante diversificar en el ámbito educativo la práctica de lectura con estos materiales (y otros más) y, al mismo tiempo, mantener un constante y progresivo aumento en la complejidad temática de los mismos. Materiales con poca exigencia cognitiva provocarán aburrimiento en el lector y, por lo tanto, un mal desempeño en los estudiantes en la prueba.

La lectura de diversos materiales, con variados contenidos y progresivas exigencias cognitivas, es un eslabón más de las distintas prácticas que deben fomentarse tanto fuera como dentro del salón de clases. Fortalecer las actitudes positivas hacia la lectura, enfatizar la comprensión de los textos y diversificar los distintos materiales de lectura son prácticas que hay que reforzar para que los estudiantes alcancen un pleno dominio de la competencia lectora.

Captura-de-pantalla-2013-05-27-a-las-18.10.09

 Captura-de-pantalla-2013-05-27-a-las-18.10.23

COLOFON

Captura-de-pantalla-2013-05-27-a-las-18.10.32

*http://www.educacionyculturaaz.com/articulos-az/que-materiales-de-lectura-favorecen-el-desempeno-en-pisa/

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s