Los demasiados libros.- “En mi escuela todos somos lectores y escritores”

la foto 5

Profra. Martha Leticia Lozano Luna, responsable de la Biblioteca de la Esc.Sec. Nº5 “Profr. Macario Pérez Cázares” de Monterrey, N.L. La Directora es la Maestra María Sandra Salinas López. Foto proporcionada por la Maestra Mª de Jesús Rodríguez.

Los demasiados libros en la escuela

En el remoto 1972 se publicó  un famoso libro que despertó muchas discusiones : Los demasiados libros de Gabriel Zaid. El autor expuso en su libro una tesis: cada vez hay más libros en el mundo, de manera que es imposible que alguien pueda llegar a leerlos todos. Entre otras cosas, el autor escribió:

“Los libros se multiplican en proporción geométrica. Los lectores, en proporción aritmética…                                                                                                                       LOS_DEMASIADOS_LIBROS_GABRIEL_ZAID

…la mayor parte de los libros que se publican no interesan a 50.000 personas ni regalados…

El problema del libro no está en los millones de pobres que apenas sabe leer y escribir, sino en los millones de universitarios que no quieren leer…”

Existe información documentada en el sentido de que en el mundo se publica un libro cada medio minuto.  Los libros se publican a tal velocidad que si uno leyera un libro diario, estaría dejando de leer cuatro mil, publicados el mismo día.

Ante este panorama, en la escuela…

  • ¿Se trata entonces de cuántos libros  ha leído cada alumno o de  qué hizo cada quien con lo leído?
  • ¿Ha conocido Usted a estudiantes que leen muy responsablemente lo que tienen que estudiar pero egresan como entraron?

¿Importa si un lector enriquece su visión del mundo que lo rodea  o ha leído muchos libros?  ¿Importa cómo se ve la vida, cómo se actúa, después de leer un libro? ¿Importa si la calle y las nubes y la existencia de los otros tienen algo que decirnos? ¿Leer nos hace más humanos?

Creo que Usted y yo hemos visto estudiantes con mención honorífica que nunca profundizan en lo que leyeron;  por obligación estudiaron pero no se inquietaron ni superaron sus visiones de la existencia humana. A esos alumnos los libros no los marcaron porque los libros no penetran a lectores con un impermeable puesto.

Quizá el problema tenga que ver con nuestras concepciones de la lectura. Hay muchas escuelas que logran que sus alumnos distingan  la acción de estudiar y la acción de leer. Muchos maestros tienen claro que una cosa es la lectura con fines de estudio, y, otra, la lectura lúdica. Confundir ambas lecturas, o pensar que “siempre hay que leer para aprender”, es uno de los errores conceptuales más frecuentes.

la foto 1

En las escuelas, además de los libros de texto, hay muchos otros libros.

Los acervos del Programa Nacional de Lectura y de EscrituraBibliotecas Escolares y de Aula  han  llegado a las escuelas desde hace más de una década. En muchos casos se emprenden acciones exitosas y, en otros casos hace falta sensibilidad de directores o docentes. Hay casos donde los directores quieren dar vida a la biblioteca escolar y no encuentran apoyo en sus maestros; curiosamente, también hay casos donde los maestros se muestran con intenciones de aprovechar los acervos bibliográficos  pero los directores lo impiden.

Un poco de historia: Desde el periodo 1986-2000, se inició el programa Rincones de Lectura que consistió en enviar a las escuelas primarias públicas una dotación anual de libros. Los  primeros acervos  del Programa Nacional de Lectura datan del periodo 2001-2006. A partir de ese ciclo escolar  se generaliza la dotación anual de Bibliotecas Escolares y de Aula (BE y BA) para los niveles de prepimaria, primaria y secundaria. Si estimamos que una dotación anual representa alrededor de un centenar de títulos en una escuela, en los primeros diez años debieron sumarse más de mil libros en cada escuela, un buen acervo para incrementar las fuentes de información, fomentar el desarrollo de habilidades de investigación y permitir a los alumnos un contacto más amplio con temáticas, géneros y autores. 

Con tal cantidad de libros en la escuela…

  • ¿Qué hacer con los libros ?
  • ¿Cómo lograr que los alumnos los lean?
  • ¿Se trata de que los alumnos lean muchos libros?
  • ¿Qué guía estratégica de lectura ofrecemos a los alumnos?

A partir del Ciclo Escolar 2013-2014, con el lema: En mi escuela todos somos lectores y escritores”, el Programa Nacional de Lectura y Escritura  inició una campaña :

La participación del docente debe orientarse a  tomar la responsabilidad de fomentar y dar seguimiento al comportamiento lector de sus alumnos, para lo cual se proponen actividades permanentes para desarrollarse en el aula:

•     Lectura en silencio y en voz alta a cargo del docente y alumnos.

•      Círculo de lectores en el aula.

•       Lectura de  libros en casa.           

slide2

Conocemos muchos  casos exitosos, pero también conocemos casos en los cuales los libros están como llegaron: en cajas abandonadas en bodegas escolares. Pareciera que esos libros se inventaron para que no ser leídos. También he conocido oficinas escolares con estantes protegidos con cortinas corredizas de vidrio y candado especial  de protección. Libros que se tienen  a la vista impunemente, sin sentimientos de culpa: diccionarios, enciclopedias, atlas, libros de arte, de consulta, bibliográficos, antológicos, obras completas.

“Es mucho el saber y poco el vivir”, decía hace siglos el poeta Gracián. Hay algo profundamente melancólico en ir a una biblioteca o librería llena de libros que no leeremos jamás. Algo que trae a la memoria aquellos versos de Jorge Luis Borges:

Entre los libros de mi biblioteca (estoy viéndolos)

Hay alguno que ya nunca abriré”.

La relevancia de la lectura no tiene que ver con el número de libros leídos, sino el modo en que leemos y el modo en que exigimos a nuestros estudiantes que lean. 

 Decir que estamos formando lectores se ha convertido es un discurso facilista. Los maestros podemos cumplir un papel de mediación en la formación de trayectorias lectoras, y los encuentros con los libros no deben ser desperdiciados con actividades sin sentido; la lectura siempre debe tener un sentido.

En busca de un sentido pedagógico, permítame presentarle a su consideración la  guía  estratégica que planteo en el libro ESPAÑOL 3 de mi autoría ( Proyecto 8: Obras del Renacimiento )

Sin título-1

PARA LEER UNA OBRA

¿Qué puedo hacer antes,durante y después de la lectura?

A).- ANTES DE LA LECTURA

  • ¿Por qué elegí esta obra y en qué tiempo planeo leerla?
  • ¿Qué logré comprender al explorar su contenido?
  • ¿Qué me interesa conocer de la obra?
  • ¿Qué preguntas quiero contestar con la lectura que emprenderé?

B).-DURANTE LA LECTURA

  • ¿Cómo responderé las preguntas que me propuse resolver?
  • ¿De qué procedimientos me puedo valer para identificar las ideas principales (en el caso de los textos expositivos) o de los personajes( en los textos literarios)?
  • ¿Qué puedo hacer al enfrentarme con palabras desconocidas?
  • ¿Qué pasajes se relacionan con algunas de mis experiencias?
  • ¿Cómo y dónde voy a registrar mis observaciones?

C).- DESPUÉS DE LA LECTURA

  • ¿Con quién o quiénes comentaré mis experiencias de lectura?
  • ¿Cómo podría sintetizar  las ideas (en caso de textos expositivos) o el argumento (en caso de textos literarios)?
  • ¿Con qué otros textos se relaciona?
  • ¿Qué tipo de opiniones podría plasmar en un comentario sobre la obra leída?

la foto 3

Data.-

En atención a muchos mail de maestros que nos preguntan por sugerencias de lecturas para los alumnos, enseguida algunas recomendaciones para leer cuentos atractivos.

  • Sugerencias bibliográficas

Alatriste, S. (Comp.). (2001). Cuentos mexicanos. México: Alfaguara.

Allende, A. (2000). Cuentos divertidos. Barcelona: Editorial Andrés Bello Mexicana.

Arciniegas, V. (2003). Cuentos de fantasmas. Bogotá: Panamericana Editorial.

Arreola, J. J. (1985). Confabulario. México: Joaquín Mortiz.

Bernal,R. (2002). Cuentos de ciencia ficción. México: Alfaguara,

Bess, C. (1998). Cuento negro para una noche negra. México: fce.

Borges, J. L. (1990). El Aleph. México: Alianza.

Bradbury, R. (1995). Fahrenheit 451. Buenos Aires: Minotauro.

Cluff, L., Russe, M. et al. (2000). Cuento mexicano moderno (Tomos I y II). México: Aldus.

Cortázar, J. (2003). La autopista del sur. México: Grupo Editorial Norma.

Menton, S. (1998). El cuento hispanoamericano. México: fce.

Monterroso, A. (1998). La oveja negra. México: Era.

Nieves, A. (2001). Cuentos policiacos. Madrid: Edaf.

Pacheco, J. E. (2003). Las batallas en el desierto. México: Era.

Quiroga, H. (1991). Cuentos de amor, de locura y de muerte. Caracas: Los Libros de El Nacional.

Rulfo, J. (1980). El llano en llamas. México: fce.

Saki. (2002). Cuentos de humor negro. México: Distribuciones Fontamara.

Samperio. (2003). Después apareció una nave. Recetas para nuevos cuentistas. México: Alfaguara.

Zavala, L. (2001). El dinosaurio anotado. México: Alfaguara.

Zuluaga, C. (2002). Cuentos clásicos juveniles. México: Alfaguara.

la foto 3 copia

Posdata.- Por cierto, cada vez surgen más aplicaciones con libros electrónicos y comunidades de lectores que vuelven accesible adquirir novedades literarias en la red.

5252353

Algunas registran  hábitos de lectura y animan a  compartir opiniones con otros lectores en un formato de red social. La mayoría de estas opciones tiene una larga lista de títulos gratuitos. Para armar un estante digital, basta con  descargar la aplicación y pagar por una suscripción o por cada título, en caso de que se requiera. Veamos algunos ejemplos:

iBooks

iOS

Gratuita, precio por título. Es una de las librerías electrónicas más completas. El diseño de su tienda hace la búsqueda amigable, pues destaca novedades y categorías: libros premiados, recomendados, por idiomas, juveniles o los más vendidos. Algunos libros tienen costo, pero existe la opción de descargar una muestra con las primeras páginas y la lista de títulos gratuitos es amplia.

Google Play Books

iOS y Android

Gratuita, precio por título. Cuenta con un extenso catálogo en títulos y temas desde literatura hasta textos escolares y de ciencias exactas. Además de tener surtido en novedades, encontrará ediciones antiguas en inglés, italiano, español y francés, la mayoría gratuitas.

Kobo Books

iOS, Android, Windows

Gratuita, por suscripción. Esta app no sólo ofrece libros, sino que registra el tiempo y frecuencia con estadísticas y ofrece premios virtuales conforme se desarrolla un mejor hábito de lectura. La descarga gratuita ofrece un número limitado de libros en el dispositivo, pero en la página kobobooks.com adquirirá novedades y títulos cuyo costo va desde los .01 dólares.

Goodreads

iOS y Android

Gratuita. Su voz y voto de lector tendrá fuerza, pues en esta app podrá calificar, reseñar y recomendar libros. Sus herramientas la hacen una aplicación muy completa, puede hacer comunidades de lectores, explorar títulos, leer a otros usuarios y hasta escanear el código de un título impreso para ver opiniones de lectores de todo el mundo. También cuenta con descargas gratuitas de títulos que comparten usuarios.

Scribd

iOS, Android y computadora

Costo por suscripción. Surgió como portal para compartir documentos académicos, pero ahora tiene el plus de ofrecer suscripciones para leer libros electrónicos de manera ilimitada. Maneja novedades, bestsellers, clásicos de literatura, historia, negocios, cocina, tutoriales y otros géneros. El costo de la suscripción es de 8.99 dólares (118 pesos) al mes. Da opción a tres meses gratis.

También bibliotecas : Algunas bibliotecas ya han entrado al mundo de las apps. Al descargar sus aplicaciones puede revisar libros antiguos o ediciones clásicas a través de préstamos virtuales.

Biblioteca Digital Conaculta iOS

Gratuita. Cuenta con libros de arte, literatura, derecho, ciencias sociales e historia. Son ediciones digitalizadas del acervo de los escritores José Luis Martínez, Carlos Monsiváis y Alí Chumacero que se encuentran en La Ciudad de los Libros, en la Ciudad de México.

Famous books. Treasures of the Bavarian State Library iOS

Gratuita. Joyas de la historia del libro impreso pueden entrar a tu gadget gracias a esta app. Incluye la Biblia de Gutenberg, libros, ilustraciones y manuscritos renacentistas, medievales, griegos, asiáticos y judíos, como el Talmud de Babilonia (1342, Francia).

Para ampliar el  acervo. Otras aplicaciones que puede descargar para tener acceso a más títulos son:

Aldiko Book Reader (gratuita, costo por título / Android)

Wattpad (libros y app gratuita / Android)

Free-eBooks (Suscripción / iOS y Android)

Librería Móvil, del Fondo de Cultura Económica (costo por título / iOS y Android)

 publican-demasiados-libros-L-QdPWuS

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los demasiados libros.- “En mi escuela todos somos lectores y escritores”

  1. AIDEE FRIAS ALFONSO dijo:

    GRACIAS Y SALUDOS MAESTRO.
    ¿CÓMO PODRÍA CONSEGUIR LIBROS DEL RINCÓN, O CON QUIEN PODRÍA DIRIGIRME?
    YO TRABAJO EN ÁNGEL R. CABADA,VER ,MI CENTRO DE TRABAJO ES UNA COMUNIDAD CON BAJOS RECURSOS NO CONTAMOS CON MUCHOS LIBROS Y LOS FALTANTES SON LOS QUE MAS SE OCUPAN DENTRO DEL AULA , Y ES COMPLICADO TRABAJAR ASÍ ,AUNQUE YO LLEVO LO MAS POSIBLE DE MATERIAL PARA TRABAJAR,A LOS ALUMNOS LES DA LO MISMO NO LE PONEN MUCHO INTERÉS AL ESTUDIO.QUE ME ACONSEJA QUE HAGA ,GRACIAS.

    Me gusta

    • Humberto dijo:

      Apreciada Aide:
      En cada entidad del país, y Veracruz no puede ser una excepción, existe una Comisión Estatal del Programa Nacional de Lectura y Escritura.
      Localiza a los responsables de tal Comisión, comunicate a la Secretaría de Educación de tu entidad, y solicita apoyo de estos programas oficiales de la SEP.
      ¿Cuántas veces has llevado a tus alumnos a la biblioteca escolar o bien les has llevado una caja de libros?
      Saludos cordiales. H.C.

      Me gusta

  2. AIDEE FRIAS ALFONSO dijo:

    GRACIAS POR TODO LA INFORMACIÓN QUE ME HA FACILITADO, YO DOY PRIMER GRADO DE SECUNDARIA.

    Me gusta

  3. Rosario guillen molina dijo:

    Me es muy interesante toda la informacion que envia,me ayuda mucho para mis tareas en cual e comparido con mis compañeros de la esc le agradesco por el timpo que dedica para apoyarnos en nuestra tarea laboral

    Me gusta

  4. Wendy dijo:

    Usted que opina sobre porque debemos leer?

    Me gusta

  5. hola profra Wendy….yo, otra profra, le voy a dar mi humilde opinion….la verdad para entretenernos, para deleitarnos,,para entretenernos…..para tener algo bonito que hacer, para sentir los problemas chiquitos, para sentirse agusto, para tener en que pensar (resolviendo los
    enigmas del libro) y porque siiiii.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s