Preguntas cerradas y abiertas

interrogacion

Preguntas cerradas  y  abiertas

Todo maestro desea desempeñarse bien en el aula, para ello, una de las virtudes que  deseamos fortalecer  consiste en plantear preguntas inteligentes y estimulantes a los alumnos.

Las preguntas que planteamos en el aula son  indicios de nuestro pensamiento pedagógico. Con preguntas pobres o simples, no ayudamos mucho a los alumnos a pensar. Sea para formular preguntas durante las sesiones–clase o preguntas para las pruebas, la calidad de nuestras preguntas  son como un espejo de nuestra capacidad docente y de nuestro  pensamiento sobre el aprendizaje.

¿ Qué tipo de preguntas suele  Usted  plantear a sus alumnos?

Existen muchos tipos de preguntas y maneras de clasificarlas. 

Seguramente por la Prueba ENLACE, la preocupación en el ambiente escolar ha estado  centrada en  reactivos de opción múltiple. Dichos reactivos son catalogados  como preguntas cerradas.  Ahora, el foco de atención se está trasladando a las preguntas abiertas, quizá como resultado del ACUERDO 696  de la   Secretaría de Educación Pública (SEP), en el cual se puntualiza que al final del año escolar se aplique un examen final con preguntas abiertas ( sic Artículo 9º) 

Las pruebas PISA, conviene recordarlo,  emplean tanto  preguntas cerradas (especialmente de opción múltiple) como  preguntas abiertas, con lo cual  el estudiante se ve enfrentado a desafíos variados. Y, ya que de PISA hablamos, los maestros necesitamos conocer más y mejor qué es lo que realmente evalúa esta prueba, considerada la prueba madre de todas las pruebas. La Prueba PISA no mide capacidades memorísticas ni destrezas para resolver mecánicamente un determinado tipo de problemas numéricos. PISA evalúa qué tanto, los jóvenes de 15 años que están en la escuela, son capaces de usar el conocimiento que tienen para resolver problemas con distintos niveles de complejidad. En otras palabras, PISA evalúa la capacidad para pensar y para resolver problemas en un mundo en el que la información disponible crece geométricamente y el conocimiento se renueva con enorme celeridad.

Se enfatiza  que el papel del maestro consiste en  guiar a los alumnos a apropiarse de aprendizajes esperados con la visión de enseñar a “aprender a aprender”. La tarea básica del maestro NO es la evaluación; su tarea básica  es guiar el aprendizaje  y en ese proceso evaluamos principalmente para mejorar nuestras  formas de enseñar.  La finalidad del maestro  NO es  enseñar para evaluar ( Algunos maestros subrayan a sus alumnos durante la clase: “Fíjense muy bien en esta información  porque vendrá en la prueba”) Hay que recordar que el alumno va a la escuela para aprender, NO única y preferentemente para ser evaluado. Flaco favor le hacemos al alumno al advertirle que la esencia del aprendizaje se reduce a someterse a evaluaciones. La educación, los propósitos curriculares, los programas, son las premisas relevantes que deben regir a los criterios de evaluación. La premisa: “La evaluación es la cola del perro que mueve al perro”, puede revelar una realidad cotidiana en pocos o muchos casos, pero no debe ser la premisa rectora de la práctica docente.

Una vez aclarado lo anterior, enseguida intentaremos  caracterizar las  dos categorías de preguntas: cerradas y abiertas

acosta_crayons_x450

Preguntas cerradas.

Estas preguntas están orientadas a una respuesta única: la correcta. Algunas preguntas  se responden mediante palabras o frases específicas; otras, son preguntas de opción múltiple donde el estudiante debe marcar la respuesta correcta. Las preguntas de “falso/verdadero”,  las  de opción múltiple, las que llevan a un “SI” o a un “NO”, son preguntas cerradas.

Las preguntas cerradas tienden a emplear palabras indicadoras: –nombra…-define…- identifica…-menciona…-señala…- repite…- quién…- qué…- cuándo…- dónde…- cuenta…- describe…- cita…

Tres  ejemplos de preguntas cerradas:

  • ¿Qué nombre recibe la vacuna recomendada para prevenir la influenza?
  • ¿Qué noticiario de  televisión acostumbran ver en tu casa?
  • ¿Cuál es la meta  o producto final esperado de este proyecto?

Veamos  una prueba de preguntas cerradas.

Ejemplos de preguntas cerradas para una prueba   de Comprensión Lectora

NOTA.- Si desea esta prueba  de preguntas cerradas en versión PDF, haga “Click” en la imagen anterior.

images-16

Preguntas abiertas.

Las preguntas abiertas pueden realizarse de forma oral o escrita. Se construyen a partir de preguntas que dan  libertad de respuesta al alumno. Permiten evaluar la lógica de sus reflexiones, la capacidad comprensiva y expresiva, el grado de conocimiento del contenido, los procedimientos seguidos en sus análisis y la coherencia de sus conclusiones.

Las preguntas abiertas tienden a emplear palabras indicadoras: –decide…- establece…- recomienda…- juzga…- explica…- compara…- valora…- critica…- justifica…- discrimina…- convence…- concluye…- selecciona…- establece rangos…- argumenta…

En este caso, las respuestas admiten resultados parcialmente correctos, por lo que su corrección es  más compleja. Algunos recomiendan elaborar una rúbrica para fundamentar la  valoración a la respuesta  de  una pregunta abierta: una pregunta, una rúbrica; otra pregunta, otra rúbrica, lo  cual convierte la tarea de revisar en una pesadilla.

Independientemente de la  valoración de respuestas, lo cierto es que  para elaborar preguntas abiertas es necesario seleccionar  aprendizajes esperados  y  contenidos que se vinculan con cada uno de ellos; así como especificar qué se espera obtener de cada pregunta, es decir, analizar, interpretar, argumentar, comparar, explicar, justificar…

“Al formular las preguntas de respuesta abierta es necesario:

• Especificar a los alumnos qué esperamos de ellos: análisis, comentarios, juicios críticos.

• Programar el tiempo de realización, en función de la extensión y dificultad de la prueba.

• Establecer los criterios de evaluación y darlos a conocer al grupo.

• Promover la observación y reflexión en torno al propio proceso de aprendizaje”.*

Tres  ejemplos de preguntas abiertas:

  • ¿Cuáles son las ideas más significativas en el texto que hemos leído?
  • ¿Cómo uno puede aprender a apreciar la belleza y profundidad  de las artes?
  • ¿Cómo hubieses reaccionado si fueses el personaje principal de este cuento?

Veamos  una prueba de preguntas abiertas .

X-Ejemplos de preguntas abiertas  para una prueba   de Comprensión Lectora

NOTA.- Si desea esta prueba  de preguntas abiertas en versión PDF, haga “Click” en la imagen anterior.

CONCLUSIONES

Las preguntas cerradas pueden ser calificadas automáticamente, las abiertas exigen una revisión personalizada.

Una buena pregunta  de opción múltiple, es muy difícil de construir y, por lo tanto, hay que emplear mucho tiempo en su elaboración. Por otra parte, un examen compuesto únicamente por este tipo de preguntas requiere generar mayor número de reactivos.

Aparentemente, las preguntas abiertas son más  fáciles de construir, pero esto es relativo. Quizá sea más difícil construir preguntas abiertas que lleven al alumno al análisis, a la reflexión y demás procesos del pensamiento complejo. Sin duda que las preguntas abiertas requieren mucho más tiempo para su revisión, aunque la retroalimentación  posible a los estudiantes es de mucho mejor calidad. En el siguiente cuadro tratamos de resumir nuestras conclusiones.

PREGUNTAS ABIERTAS Y PREGUNTAS CERRADAS

*   “Las estrategias y los instrumentos de evaluación desde el enfoque formativo” Nº 4 (p. 67) Serie: Herramientas para la evaluación de la educación básica, SEP, México , 2012

http://www2.minedu.gob.pe/umc/PISA/Preguntas_Liberadas/Comprension_lectora_Preguntas_PISA_liberadas.pdf

http://telesecundaria-paulo-freire.wikispaces.com/file/view/vi_m2_unidad_1.pdf

http://www.isei-ivei.net/cast/pub/Itemslectura2.pdf

key

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Preguntas cerradas y abiertas

  1. yadira chavira dijo:

    muy buena explicación de la estructura de las preguntas abiertas y cerradas.

    Me gusta

  2. monserrat padilla dijo:

    Muchas gracias me sirvió mucho para mi salón

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s