¿Por qué con equipos de trabajo?

vacaciones-SEP-600x357

¿Por qué con equipos de trabajo?

Los equipos de trabajo no son una panacea, es decir, una estrategia  que garantice resultados por el sólo hecho de organizar a los alumnos en equipos.

No es suficiente con organizar a los alumnos en equipos, pues en necesario el seguimiento constante del maestro en la línea del aprendizaje colaborativo. Tenemos evidencias de que hay maestros que fomentan pacientemente el aprendizaje  colaborativo y en consecuencia  los alumnos aprenden más y aprenden mejor.  La  clase de Español se lleva bien con los equipos de trabajo porque se parte de un proceso de socio-construcción, de  apertura a la diversidad y de tolerancia; en el fondo, nos queda claro que se trata del aprendizaje colaborativo. 

Emprender un proyecto didáctico requiere de  equipos formales, es decir, de equipos que se mantendrán colaborando hasta que el proyecto sea concluído.

No se recomienda  formar equipos  grandes. El número de alumnos recomendable  para un equipo es de cuatro alumnos. En equipos  grandes es muy difícil que todos los alumnos tengan la oportunidad de participar equitativamente. Los equipos  de cuatro integrantes  tienden a crear balance, permitiendo una distribución similar de roles. Se recomienda también  reestructurar los equipos una vez concluido un  proyecto  o un Bloque o bimestre. A nuevo proyecto o  bimestre, nuevos equipos.

Cuando el maestro adopta una postura “democrática” los alumnos tienden a la discriminación: los “buenos” desean asociarse con los “buenos” y rechazan a los “atrasados”. Una discriminación  espontánea. El trabajo colaborativo no está reñido con la intervención del maestro para formar equipos heterogéneos. ( Compañeras  maestras me comentan que cuando forman equipos inducen al grupo a que nombre a sus “líderes”. Ellos pasan al frente y les dá oportunidad de escoger a un compañero, pero, enseguida, la maestra les  asigna a dos alumnos “atrasados”)

 Las mesas o sillas movibles son ideales para las actividades, las restricciones ocasionadas por el mobiliario no deben interferir en el trabajo de equipo.

Hay que hacer  sentir a los miembros del equipo que tienen roles únicos dentro de él y que cada rol es indispensable para su éxito. Algunas de las estrategias para lograr esto son: pedir un solo resultado por equipo, asignar roles e intercambiarlos, escoger a un miembro del equipo para que explique y resuma los resultados y los métodos empleados y después asignar una misma  calificación  a cada miembro del equipo.

Todos los miembros del equipo deben dar una lista de expectativas de participación y comportamiento de sus miembros.

 Los  alumnos:

  • Pueden crear un reglamento de comportamiento para todos los miembros del equipo.
  • Pueden registrar  los comportamientos que esperan de cada uno de los compañeros.
  • El profesor debe intervenir en el proceso ocasionalmente si las tareas no han logrado unir a los miembros  en el equipo.

Se aconseja permitir  a los miembros del equipo  resolver sus diferencias de manera autónoma. Parte de las dinámicas  exitosas es aprender a resolver conflictos dentro del grupo. Cambiar a los miembros del equipo para resolver un problema no es una estrategia que ayude mucho y puede generar ruptura del balance del equipo. En casos en que los alumnos insisten en cambiarse, los profesores advierten que ocurrirá un “despido” o “divorcio” en el que los miembros del equipo discuten formalmente las razones de la división con la persona.

Se puede aprender de los conflictos desde el punto de vista de que  es una buena preparación para situaciones similares a las que se pueden enfrentar en su vida real. Las habilidades de negociación son parte del aprendizaje de las actividades. Los grupos se vuelven más fuertes cuando aprenden a resolver sus propios problemas.

mediacion-escolar-neuquen

BIBLIOGRAFÍA
AGELET, J. ET AL. (2000) Estrategias organizativas de aula. Propuestas para atender a la diversidad,Barcelona: Graó
DELORS, J. (1996) La educación encierra un tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI. Madrid: Santillana/UNESCO.
DURAN, D.; TORRÓ, J. VILA, J. (2003)  Tutoría ente iguales. Barcelona: ICE de la UAB

Nota.- Para conocer y obtener copia de esta presentación haga “click” sobre la imagen.

Aprendizaje Colaborativo

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Por qué con equipos de trabajo?

  1. Blanca Mercedes dijo:

    Maestro mil gracias por sus aportaciones académicas, el recibirlas y aplicarlas, claro no al 100% como desearía, pero me hace sentir más segura en mi quehacer docente.

    Me gusta

  2. Sylvia Cardenas dijo:

    Buenas noches estimado Profr. Humberto para saludarlo y a la vez pedirle de favor si me puede facilitar los aprendizajes esperados y las estrategias de los 5 bloques de espaol 1 secundaria para trabajar con esa informacin en la prxima reunin de CT. Le agradezco de antemano su apoyo siempre incondicional k pase ud. Una excelente noche. Saludos.

    Date: Mon, 27 Jan 2014 22:13:10 +0000 To: sylvia_cardenas1@hotmail.com

    Me gusta

    • Estimada Sylvia Cárdenas:
      Los aprendizajes esperados de Primer Grado están claramente explícitos en el Programa de Español. Sería excesivo reproducirlos en esta respuesta.
      Por otro lado, me solicitas “…las estrategias de los 5 Bloques de Español de 1º…”
      Si por estrategias entendemos procedimientos didácticos, formas de trabajo áulico, tratamientos a contenidos, tendríamos que abordar los 14 proyectos didácticos que contempla el Programa de la asignatura. Además, en virtud de que cada proyecto aborda un tipo de texto en especial, la naturaleza del texto en cuestión conlleva no una sino varias microestrategias.
      Lo que quiero decir, con todo respeto, es que sería muy reduccionista suponer que un bloque se puede resolver aplicando una estrategia, pues tal cosa infiero de tu solicitud ( “…las estrategias de los 5 Bloques de Español de 1º…” )
      En todo caso, podemos decir que, en terminos generales, las estrategias de la asignatura tienen que ver con estrategias de lectura y escritura. Pero al concretar o “aterrizar” las estrategias de lectura y escritura a un tipo de texto se abre un abanico de microestrategias.
      Lo cierto es que la clase de Español es la encrucijada de todas las asignaturas.
      Saludos cordiales. H.C.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s