¿ Cómo fomentar la lectura con el libro de texto?

1001617_592512517449599_2105729163_n

¿ Cómo  fomentar la lectura con el libro de texto?

¿Qué respondería Usted a las siguientes preguntas?

  • ¿Se puede  motivar a  la lectura en abstracto, sin textos  específicos?
  • ¿Se puede fomentar la comprensión lectora con fotocopias de textos “motivacionales“?
  • ¿Se trata de que los alumnos lean mucho, lo más que se pueda, y, si es posible, premiar a quienes “leen” la mayor cantidad de  libros ?

Permítame decirle  porque nos resistimos a responder  a  estas preguntas con  un  si.

Fomentar la lectura  no es leer, leer, leer…Más que leer mucho, la competencia  lectora apunta  a la lectura inferencial y crítica,  que obviamente incluye a la lectura literal. En una lectura inferencial y crítica  intervienen factores cognitivos, perceptivos y de índole sociológica, por lo tanto, se trata de leer, leer, leer… pero con sentido para el alumno.

Debemos reconocer que hay  deficiencias de lectura en muchos  alumnos de secundaria:

1. Tienen dificultad a la hora de deducir la idea principal de un texto cuando se trata de identificar entre varias posibilidades.

2. También tienen dificultades para organizar jerárquicamente la información de un texto, para relacionar información de dos textos diferentes, para identificar las partes, de qué trata cada parte y la relación que guardan entre sí.

3. Igualmente, tienen dificultades cuando la tarea que se les propone implica relacionar los conocimientos con experiencias de su vida. 

La comprensión lectora es una capacidad que rebasa el plano estrictamente lingüístico y abarca procesos complejos. Entre otros, podemos distinguir los siguientes:

  • Lectura globalizada : pasar la vista por un texto, conformándose con captar la esencia; generalmente, es así como uno lee el periódico.
  • Lectura focalizada : buscar uno o varios datos incluidos en un texto, sin atender a la totalidad de la información, p. ej., cuando alguien busca en su agenda un teléfono.
  • Lectura extensiva: leer textos largos, buscando una comprensión global, p. ej., cuando se lee una novela.
  • Lectura intensiva: leer textos para extraer información específica, p. ej., cuando se lee un libro de texto, un reporte de investigación o un tratado.
  • Lectura crítica: leer con el propósito de evaluar el texto, analizando la calidad literaria, la actitud del autor, etc. Un ejemplo sería cuando el profesor lee y comenta una tarea de los alumnos.

Es importante puntualizar que el libro de texto entraña un corpus textual. Los libros de texto de  Español  son antologías de muchos textos y, no obstante,  exhortan al alumno a salirse del propio libro de texto en busca de periódicos, revistas, Internet, Biblioteca Escolar, etcétera. Hay  un  corpus textual, es decir,  un conjunto de textos de  diversa índole que el propio libro de texto  exhorta a leer.*

¿Cómo conseguir que los alumnos comprendan los textos que leen diariamente en clase ?

Un proyecto didáctico se forma con textos que están dentro y fuera del libro de texto, esos textos hay que leerlos y escribir a partir de ellos. Algunos textos serán  breves y otros extensos, unos sencillos y otros complejos, pero son textos sin cuya lectura no es posible concretar  un  proyecto didáctico.

¿Cómo se pueden abordar los textos que forman parte de los proyectos didácticos?

  Dependiendo de su tipo, hay que optar por una estrategia específica. No se puede leer de la misma manera un texto del ámbito de estudio (textos informativos, argumentativos…) que un texto literario ( poema, cuento, novela…) o un texto de carácter social o cívico (reglamentos, instructivos…)

Dependiendo del texto que se trate, un alumno  lector   incurre  en pasos lógicos:

  • Se  enfoca en el título.
  • Hace  inferencias  a partir del título.
  • Conforme avanza en los párrafos, hace predicciones sobre lo que quiere decir el autor.
  • Relaciona lo que lee con otros textos y experiencias .
  • Trata de deducir ideas.
  • Obtiene conclusiones.

Ahora bien, en el libro de texto se plantean estrategias didácticas como las siguientes:

  1. Plantear preguntas sobre un texto leído (qué, cuándo, dónde, quién, por qué, cómo o qué sucederá ahora).
  2. Elaborar mapas conceptuales, listas de palabras o resúmenes identificando las ideas principales.

Los propósitos  que pueden plantearse los lectores frente a un texto pueden ser muy variados:

  • Leer para obtener una información precisa.
  • Leer para seguir instrucciones.
  • Leer para obtener una información de carácter general. Interesa saber de qué trata un texto. Es lo que hacemos con las noticias y otros textos periodísticos. Vamos decidiendo si leer sólo el titular y, en función del interés,  seleccionar párrafos, etc.
  • Lectura para aprender. Lectura en la que el lector se interroga permanentemente sobre lo que lee, establece relaciones, revisa términos nuevos, realiza recapitulaciones, redacta resúmenes o esquemas, toma notas, etc.

 Los proyectos son de los alumnos…y del maestro.

Si Usted tuviese un hijo estudiante de secundaria, le gustaría que su  maestro de Español,    en lugar de que le ordenase  “Lee y escribe”, preferentemente le dijera : “Vamos a leer y a escribir. En el mismo escenario, a Usted le gustaría que el maestro de Español, más que   explicar un  texto y proporcionar  información, preferentemente  organizara y asesorara a los alumnos en un ambiente de lectura.

Explicarles a los alumnos el significado de un texto es una práctica muy criticada; lo que se recomienda es ayudarles a desarrollar  estrategias cognitivas que les permitan reconstruir el mensaje  del autor, interpretarlo y valorarlo.

La comprensión literal, lo que a la letra se dice, es un nivel superficial que no permite la construcción de significados y el desarrollo potencial del lector.

Se pretende que, progresivamente, los alumnos logren mejores niveles de comprensión lectora, de capacidad para analizar y encontrar significados en los textos que leen.

Para lograr que los alumnos puedan ir más allá de la comprensión literal se requiere un trabajo sostenido que implica  trabajar con los distintos  tipos de texto que se ofrecen en el libro de texto.

En el libro de texto, se recomiendan algunas formas de realizar la lectura:

• Leer en voz alta, en ocasiones el maestro y en otras los alumnos.

• Leer con diferentes propósitos, como buscar información  o realizar un trabajo escolar.

• Organizar eventos escolares para compartir la lectura y las producciones escritas.

• Involucrarse con los textos y relacionarlos con conocimientos anteriores.

Igualmente, en el libro de texto se plantean estrategias:   

• Antes de leer un texto, anticipar de qué tratará y hacer un recuento de lo que los alumnos saben sobre el tema.

• Predecir acerca de lo que va a tratar un texto después de la lectura de un fragmento. 

• Considerar otros puntos de vista. Los alumnos pueden comparar sus opiniones y juicios sobre los personajes, trama o tema y compararlas con los de sus compañeros.

• Relacionar diferentes partes del texto y leer entre líneas. 

• Deducir, a partir del contexto, el significado de palabras desconocidas.

Los profesores necesitamos reconsiderar algunas concepciones erróneas  de la comprensión lectora  pueden dar lugar a  prácticas inadecuadas, por ejemplo:

  • Considerar que la comprensión lectora es un fenómeno de todo o nada, en lugar de un fenómeno complejo y gradual.
  • Considerar que la comprensión lectora es general en lugar de estar vinculada a la relación entre un texto concreto y un lector.
  • Considerar que la comprensión lectora es un fenómeno simple sobre el que se puede intervenir con una técnica de mejora, en lugar de verlo como un proceso de largo aliento.

 Libros de texto: estrategias para abordar e interpretar textos

Los proyectos de nuestros libros de texto están diseñados para lograr que los alumnos vayan más allá de la comprensión literal de lo que leen. Según la naturaleza del tipo de texto que se propone en  cada proyecto, nuestra propuesta  contempla:

  • Trabajar intensamente con varios textos del mismo tipo  para lograr que la lectura sea una actividad cotidiana y significativa  para los alumnos.
  • Relacionar lo que se lee con las experiencias y con los propios puntos de vista.
  • Relacionar diferentes partes del texto y leer entre líneas. 
  • Deducir, a partir del contexto, el significado de labras desconocidas.

REFERENCIAS

* Corpus textual : Obras de referencia: diccionarios, enciclopedias, atlas, anuarios, directorios…Publicaciones : revistas y  periódicos…Bibliotecas: del aula, escolar, pública, especializada…Medios de comunicación: televisión, radio, cine…Fuentes electrónicas en general.  El libro de texto invita al alumno a consultar  todo tipo de fuentes impresas y electrónicas.

Kaufman A.M. y Rodríguez M. E. (2003), La escuela y los textos, México, SEP/Santillana.

INEE (2005). PISA para Docentes. México: SEP, p. 16.

Lerner, Delia (2001), Leer y escribir en la escuela. Lo real, lo posible y lo necesario. México, SEP/Fondo de Cultura Económica.

Nemirovsky, M. (1999), Sobre la enseñanza del lenguaje escrito… y temas aledaños. México, Paidós.

Posdata.- ¿Ya seleccionó sus libros de texto de Español?

SEC.-2014-02-06_cartel_seleccion_libros_00

Le recuerdo las CLAVES de los libros de nuestra autoría :

portada-2014-1.jpg

CLAVE PARA PRIMER GRADO: S11001

CLAVE PARA SEGUNDO GRADO: S21000

CLAVE PARA TERCER  GRADO: S00059

1489284_385897438212415_1028288558_n

magic book

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s