Los olvidados

11-1

Los olvidados

Por Manuel Gil Antón*

Pocas veces se ha visto a tantos mexicanos involucrados en la llamada reforma educativa.

Por escuchar nuestro eco, no hemos advertido el hueco de los olvidados. No echamos de menos a esos que a diario van a una escuela o remedo de tal. Niños y niñas, ya muchos jóvenes, que son, se supone, los que importan: es su aprendizaje la preocupación expresa de todos los parlantes. Ni intención, menos creatividad para oírles, escuchar sus pareceres, atender sus relatos, el modo de ver lo que viven cada día en una mundo en que los adultos hablan, mandan, califican, proponen y examinan; descalifican, desordenan, y aplastan exigiendo respuestas y prohibiendo preguntas. ¿Hablan cuando responden exámenes? No es su voz: es la del otro ladrillo en la pared.

¿Cómo es posible que no haya, como iniciativa y condición de posibilidad central, formas de atender esa mirada? Son millones de personas de 4 a 18 años: conforman el fin y sentido de toda reforma educativa, desde preescolar hasta la educación media.

Se nos llena la boca al hablar en su nombre, suplantar su experiencia con nuestros prejuicios. Ojos y oídos cerrados. “¿Qué pueden decir si son menores?” Pregunté a unos pocos: “Pasamos frío; no hay pupitres para zurdos; que los niños no nos den balonazos en el patio; no me gusta si me regañan por no saber. Los baños huelen muy feo. La mitad de la tarea la hago yo, la otra mi mamá porque es mucha. Los libros están padres; ya le entiendo a la maestra, es a todo dar porque espera a los que vamos más despacio; el director grita. Siempre voy contenta; me duermo cuando el profe dicta; queda muy lejos la escuela… La escuela es aburrida. ¿Para qué me aprendo de memoria tanto que luego olvido? Me dicen que hay que opinar y luego me callan. No quiero que me peguen, ni me quiten mi torta. Me la paso muy padre con mis amigos. De la escuela, ¿le digo la verdad?, lo que más me gusta es el recreo y las vacaciones.”

Expresiones así son ventanas al mundo que viven. Pistas vitales. Importan mucho. ¿Descuido o menosprecio? Olvidarlos no es casual ni menor. Nos retrata. Enteritos.

http://www.eluniversal.com.mx/opinion-columnas-articulos.html

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los olvidados

  1. gabbriela dijo:

    Buenas noches maestro Humberto,es un placer saludarlo.el articulo es muy acertado. La opinión de los alumnos es muy importante cuando de aprender y enseñar se trata,ellos también cuentan, son los principales actores dentro del salón y la la reforma educativa..Ellos proponen como quieren aprender y en mi escuela aprenden a través de las tutorarías,una de las bondades que tiene tele-secundaria es que los alumnos aprenden a ser autodidactas.gracias por sus valiosos artículos,DIOS LO BENDIGA..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s