Evaluar memoria mata aprendizaje

1267303

Evaluar memoria mata aprendizaje

La evaluación tradicional califica la memorización y no el aprendizaje, siendo la primera la menos fructífera a largo plazo.

“Lo único que importa a los alumnos son las calificaciones, no la retroalimentación. A los maestros les es imposible ser asesores-motivadores, y luego convertirse en jueces, en los ‘tipos malos’ cuando llega el examen. Por eso se esconden bajo el velo de la objetividad. Lo único que se puede evaluar objetivamente es la memorización, que ocupa el nivel más bajo en el proceso de aprendizaje, mientras que la creatividad y las habilidades quedan fuera, porque no hay manera de que se puedan evaluar objetivamente”, señala Eric Mazur*.

Los exámenes con libros abiertos, que permiten consultar dudas en Google y dialogar con los compañeros, permiten que la evaluación educativa siga vigente y sea justa, enfatiza Eric Manzur.
El sistema de evaluación tradicional castiga la equivocación, bloqueando la creatividad, pero el conocimiento se logra tras cometer errores.

“Piensen en lo primero que les viene a la cabeza cuando ven una imagen de jóvenes presentando un examen”, cuestiona. “Miedo, estrés, angustia, sí, pero sobre todo aislamiento. Cuando un estudiante presenta un examen está aislado”.
Para Eric Manzur, hay que dejar a los alumnos contestar exámenes con libros abiertos, consultar en internet, resolver problemas en equipo y permitir que se evalúen de manera colaborativa.

“Hay problemas y preocupaciones, por supuesto, como el copiar o hacer trampa.  Pero el alumno hace trampa como consecuencia de las deficiencias en las prácticas de enseñanza. El implementar estos consejos forzarían también al maestro a que ejerciera una enseñanza más elevada. Si no se repiensa ese sistema tradicional de evaluación, las escuelas no educarán a los líderes del mañana, sino a los seguidores del ayer”.

* http://mazur.harvard.edu/education/educationmenu.php

images-3

 

1391826_541584152592370_1671089965_n

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Evaluar memoria mata aprendizaje

  1. Luis Eduardo dijo:

    1.- ¿Presentar un examen es evaluar?
    2.- ¿consideras que el presentar un examen PIsa o Enlace permite mejorar el nivel de aprendizaje de un alumno?
    3.- ¿Consideras que un resultado deficiente en un examen es el resultado de un aprendizaje deficiente de un alumno?
    4.- ¿Crees que una prueba objetiva es el instrumento adecuado para evaluar un sujeto (alumno, docente o una escuela?
    5.- ¿Consideras que un resultado deficiente es consecuencia de una enseñanza deficiente y no de un aprendizaje deficiente?
    6.- ¿Considras que en la escuela pùblica se educa a los jovenes para ser lìderes?
    Un saludo.

    Me gusta

    • Estimado amigo Luis Eduardo:
      Me parece entender que deseas que responda tus preguntas. Si ese es el propósito, te responderé como lo que soy: un profesor tan sencillo como miles de profesores de secundaria:

      1.- ¿Presentar un examen es evaluar?
      MI RESPUESTA: Un examen es una parte, entre otras, que podría considerarse para evaluar. Con lo anterior quiero enfatizar que un examen, pedagógicamente no debe magnificarse, sino dimensionarse al lado de otros aspectos(participaciones, producciones parciales y finales de proyectos didácticos, auto y coevaluaciones…)
      2.- ¿consideras que el presentar un examen PIsa o Enlace permite mejorar el nivel de aprendizaje de un alumno?
      MI RESPUESTA: “Presentar un examen” y guardarlo en el archivo a nadie mejora. Si analizamos los resultados podemos informarnos de muchas cosas, por ejemplo, los reactivos donde la mayoría acierta puede llevarnos a inferir que determinados contenidos se trabajaran eficazmente; en cambio, cuando la generalidad falla en otros reactivos, hay qué preguntarse en qué contenidos están fincados y a qué podemos adjudicar el bajo nivel de aprendizaje para tomar las medidas adecuadas.Para simplificar las cosas, los exámenes escolares, por analogía, son como los exámenes médicos, cumplan una función de diagnóstico de fortalezas y debilidades.
      3.- ¿Consideras que un resultado deficiente en un examen es el resultado de un aprendizaje deficiente de un alumno?
      MI RESPUESTA: El resultado de un examen refeja muchísimas cosas, por ejemplo, el trabajo de los contenidos en los cuales se construyó el examen, las condiciones culturas en los que vive el alumno en su hogar, el ambiente de aprendizaje en la escuela, y, además de estas y un largo etcétera, un aprendizaje deficiente del alumno.
      4.- ¿Crees que una prueba objetiva es el instrumento adecuado para evaluar un sujeto (alumno, docente o una escuela?
      MI RESPUESTA: No existen pruebas”OBJETIVAS”. Todas las pruebas son una construcción social de expectativas que la generación adulta deseamos trasmitir a los jóvenes.
      5.- ¿Consideras que un resultado deficiente es consecuencia de una enseñanza deficiente y no de un aprendizaje deficiente?
      MI RESPUESTA: Considero que TODOS LOS ALUMNOS SON INDIVIDUOS PENSANTES, INTELIGENTES, CAPACES DE APRENDER. Considero que una enseñanza eficiente hoy día requiere de muchísima preparación de quienes tenemos la responsabilidad de enseñar. Generalmente, la mayoría de los profesores de secundaria nos capacitamos como profesores en el siglo pasado, el ya remoto siglo XX, y ahora pretendemos formar a generaciones del siglo XXI.
      6.- ¿Considras que en la escuela pùblica se educa a los jovenes para ser lìderes?
      MI RESPUESTA: Si, considero que hay casos notables de escuelas públicas que están formando líderes en el campo de las ciencias, de las matemáticas, y en diversos aspectos de nuestra vida cultural.También estoy convencido que cuando surgen líderes en nuestras escuelas sería demasiado entusiasmo adjudicarlo de manera exclusiva a la escuela. Detrás de un joven líder hay unos padres, un ambiente familiar, y, como dice la doctora Emilia Ferreiro: “Los alumnos tienen la mala costumbre de no pedir permiso para aprender fuera de la escuela”.
      Saludos cordiales, amigo Luis Eduardo, espero tus mejores respuestas a tus propias preguntas. Humberto Cueva

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s