Mitos y realidades de la planeación docente

banner-planeacion

Mitos y realidades de la planeación docente

“El desarrollo de la clase se parece más al vuelo

de una mariposa que al trayecto de una bala”.

Philip W. Jackson

reunion-040813

 Ante sus autoridades escolares, el maestro presenta su planeación con los requisitos requeridos. El maestro cumple documentando la planeación docente.

¿Qué imaginamos que puede ocurrir  en el salón de clases cuando ese buen maestro está frente al grupo de alumnos?

¿Es deseable que tal maestro cumpla con apego y total fidelidad  a la planeación presentada?

Con la intención de motivar el análisis sobre la planeación, quiero provocarlo a la discusión académica con base en  estas  premisas:

  • Lo deseable es que el maestro a).- cumpla con apego los propósitos del plan de estudios, b).- que conozca a profundidad el programa de su asignatura y, c).- lo reconozca como documento rector. En consecuencia, al elaborar su planeación, más que parcelar los contenidos del programa en tiempos mensuales o bimestrales, el maestro debe tomar en cuenta los aprendizajes esperados. Lo deseable, consistiría  en  contextualizar el  programa de la asignatura  resolviendo los  desafíos que implica que los alumnos aprendan.

El programa de la asignatura es la planeación legítima, básica y rectora; ahora bien, los modelos o formatos pretenden llevar la planeación a  niveles más específicos.

 Los modelos o formatos de planeación  se generan y múltiplican cada año escolar.“En este año queremos una planeación semanal”….”El próximo bimestre queremos que la planeación  sea diaria“…“Hemos añadido otra columna al formato del año pasado…”      ¿ Ilusiones de control administrativo? ¿Buenas intenciones de apoyo al maestro?

Uno de propósitos de la planeación docente tiene que ver con la administración del tiempo. Hay reportes de investigación que documentan que en nuestras escuelas el maestro ocupa el 52 por ciento de su tiempo en educar y el 48 por ciento se dedica a organizar al grupo y a revisar tareas.

Suelen contrapuntearse dos puntos de vista respecto al porqué de la planeación. El directivo escolar quiere asegurar que el maestro trabaje el programa : ¿Qué hace el maestro cuando está sólo frente al grupo? La preocupación  del maestro es distinta: ¿Qué secuencias didácticas pueden guiarme por buen camino  para que mis alumnos aprendan?

La planeación como instrumento de control o la planeación como guía de apoyo para el  maestro en la soledad del  aula. De una o de  otra manera, se cree que los modelos o formatos de planeación resuelven el problema.

Aunque la Secretaría de Educación (SEP) no recomienda formato alguno, la “formatitis” para la  planeación docente es una ilusión muy arraigada en la tradición escolar: en algunos  casos se elude la complejidad de la enseñanza reduciendo  el aprendizaje  a un conjunto de pasos instruccionales.

He conocido formatos de planeación de todos “colores y sabores”: sencillos y sofisticados, funcionales y   churriguerescos.

He observado, en algunos directivos,  una tendencia proclive a homologar la planeación  con un mismo formato, se pretende meter “con calzador” a todas las asignaturas sin considerar singularidades de estructuras ni enfoques. En la lógica de la administración escolar,  resulta cómodo “uniformar” en un mismo modelo de planeación a todos los programas que conforman el plan de estudios. El afán administrativo de homologar lo pedagógicamente no homologable, a veces toma vuelo: se exigen planeaciones mensuales, semanales, e, incluso, por días.

¿Planeación día a día? ¿Es posible una planeación por días de la clase de Español? Sí, si es posible una planeación día a día de la asignatura de Español en tanto  se “lee” el programa como una lista de temas.

Si el Programa de Español fuese una lista de temas, un temario,  que el maestro debe trasmitir y los alumnos deben retener, se podrían dosificar los “temas” entre el número de días hábiles y se obtendría una planeación reduccionista de rancio aroma conductista.

A manera de ejercicio, veamos cómo resultaría esta práctica “pedagógica”: el primer bimestre (meses de agosto, septiembre y octubre de 2014) tiene 52 días hábiles. Ahora bien, si vemos el Programa de Español de Primer grado, tenemos que  el primer proyecto (“Elaborar fichas de trabajo”) tiene 23 temas, productos y subproductos;  el segundo proyecto (“Mitos y leyendas”) tiene 17 ; y el tercero (“Reglamento”) tiene 13, el resultado arroja un total de 53 contenidos. Dividimos este total de 53 entre los 52 días hábiles del Bimestre I y…¡ que bellas son las matemáticas!, prácticamente puedo dedicar una sesión–clase a cada tema. Entonces, si es posible una planeación diaria: un tema = a un día; un día = a un tema. Sí es posible, es posible si quiero ver el Programa de Español como si fuese una lista de temas, y aún si lo fuese, que no es el caso, a nadie se le ocurriría que todos los temas tienen igual grado de dificultad.

Hoy día, los pedagogos suelen clasificar los programas en nocionales (o temáticos) y procesuales. Los programas nocionales pierden prestigio en la medida que la sociedad del conocimiento gana territorio. El Programa de Español no es nocional, es un programa procesual, pues atiende procesos de busca, de registro y de procesamiento de información, procura el desarrollo de habilidades de la lengua oral y la escrita, se basa en el principio de aprender haciendo, en la concepción de que el lenguaje se aprende en ambientes de interacción al escuchar y al hablar, al leer y al escribir textos de diverso tipo.

Todo maestro de Español sabe que el Programa de Español contempla proyectos que requieren secuencias de actividades, unas más amplias y complejas que otras, en consecuencia, la “solución” simplista de repartir días hábiles entre el número de contenidos se encuentra a una distancia de años luz con respecto al enfoque de la asignatura y de las competencias que deseamos fomentar a fin de los alumnos sean capaces de leer y escribir textos de diverso tipo.

Imaginemos escenarios antagónicos: a) El maestro cumple fielmente una planeación –versus- b) El maestro se olvida de la planeación y se “va por la libre”.

En cualquiera de los escenarios, el verdadero problema es que  nadie puede escapar a la “transposición didáctica”, es decir, al problema de que todo saber o conocimiento  se modifica al ser comunicado. Muchos consideran la “transposición didáctica” como un mecanismo inherente a la enseñanza que opera al margen o incluso en contra de la voluntad consciente de los maestros. “La necesidad de comunicar el conocimiento lleva a modificarlo”(Chevallard) Siendo inevitable, la “transposición didáctica” debe ser controlada del único modo hasta ahora conocido: procurando que las acciones de leer y escribir en la escuela sean  acciones que no  se   distancien  de la versión social; en otras palabras, que la lectura y la escritura en la escuela sean lo más parecido a la lectura y escritura fuera de ella. Leer y escribir textos  son acciones  importantes en la escuela porque son importantes  fuera de ella. Los modelos para leer y escribir textos existen  en la vida de una sociedad alfabetizada y moderna que logra comunicarse oralmente y por escrito con eficacia y competitividad.

El aula escolar es el microcosmos del sistema educativo. Desde ese espacio concreto que es el aula,   tendríamos que discernir si un formato de planeación tiene sentido o no.

portada-2014-1.jpg

Nuestros libros de texto ESPAÑOL 1, ESPAÑOL 2 y ESPAÑOL 3, presentan en cada uno de sus proyectos una estrategia de intenciones participativas que titulamos “PROGRAMACIÓN DE SESIONES”

En resumen: Es recomendable elaborar planeaciones bimestrales en las cuales se contemplen tres proyectos didácticos por cada bloque; de igual manera, es recomendable programar las sesiones de cada proyecto didáctico en base a su secuencia de actividades. En este sentido, si es posible, en cualquier día de año escolar, que el maestro pueda rendir cuentas acerca de qué parte del proyecto didáctico está trabajando con los alumnos de un grupo.

La planeación docente debe convertirse en un instrumento de apoyo para el maestro cuando el propio maestro decide su formato. Una planeación distinta, podría tener utilidad desde una perspectiva burocrática, pero los maestros no son burócratas, son maestros.  

Conclusiones para una planeación docente eficaz.

  1. El maestro debe conocer amplia y profundamente el programa de la asignatura que imparte.
  2. La planificación se desarrolla en circunstancias sociales, institucionales, culturales, en las que ya se encuentra definido un programa de estudios y unos aprendizajes esperados.
  3. La “transposición didáctica” debe ser regulada por el maestro.
  4. Los docentes deben resolver desafíos para contextualizar el trabajo con los contenidos..
  5. Una clase de Español es una construcción única e irrepetible.

MITOS Y REALIDADES DE LA PLANEACIÓN DOCENTE  Bibliografía básica

  • Aguilar Hernández, Citlali (1998), “La integración de contenidos: una manera de poseer el conocimiento”, en El traspatio escolar. Una mirada al aula desde el sujeto, México, Paidós (Maestros y enseñanza), pp. 95-132.
  • Cohen, Dorothy H. (1997), “El contenido también debe tener un significado” y “La organización del contenido”, en Cómo aprenden los niños, México,FCE/SEP. (Biblioteca del Normalista), pp. 55-59 y 276-277.
  • Dean, Joan (1993), “El programa de aprendizaje”, en La organización del aprendizaje en la educación primaria, Barcelona, Paidós (Temas de educación, 34) pp. 145-161.
  • Gvirtz, Silvina y Mariano Palamidessi (1998), “Un modelo básico”, en El ABC de la tarea docente: curriculum y enseñanza, Argentina, Aique, pp. 188-209.

http://musica.utalca.cl/DOCS/neuma_vol_1/vol%20N%C2%B02/Neuma_No2_13_articulo3.pdf Horizon   POSDATA.– En próximos días: 

  • Planeaciones…Prontuarios…Guías…Dosificaciones
  • Dosificación Bimestral de Primer Grado
  • Dosificación Bimestral de Segundo Grado
  • Dosificación Bimestral de Tercer Grado
  • ACTUALIZADOS! : Cuadernos de Primero, de Segundo y de Tercero
  • Temas de Reflexión

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Bienvenida, Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Mitos y realidades de la planeación docente

  1. Oralia dijo:

    Maestro Humberto
    la información que nos proporciona es muy interesante me va a servir demasiado, gracias por el apoyo que da a los docentes.

    Me gusta

  2. mireya dijo:

    Maestro Humberto Cueva:
    Gracias por tomarse el tiempo de compartir sus ideas e investigaciones, saludos desde Hermosillo Sonora!!

    Me gusta

  3. ana dijo:

    buenas noches profesor. en la planeación nos solicitan un apartado de metodología pero en una investigación se refiere a sujetos, escenario tipo de investigación entre otros pero en mi plan considero que la metodología es por proyectos o acaso será el procedimiento durante la sesión. me puede orientar Date: Fri, 15 Aug 2014 23:20:34 +0000 To: analidomi@hotmail.com

    Me gusta

    • Estimada Ana:
      Me dices que en la planeación les solicitan un apartado de metodología.En el caso del Programa de Español, la metodología consiste en los proyectos didácticos, como bien lo mencionas. Los proyectos didácticos conllevan o incluyen metodologias específicas, por ejemplo, el trabajo colaborativo, la selección de una meta u objetivo, la determinación de secuencia de actividades, la producción de un trabajo oral o escrito, la socialización del mismo, y otras características que hemos abordado en varios artículos del Blog. Durante las sesiones se ponen en juego metodologías específicas en aras de un ambiente de aprendizaje. Las metodología específicas suelen llamarse estrategías, y se emplean para el desarrollo del proyecto didáctico. Sería demasiado formal, en mi opinión, especificar metodologías por sesión: el lunes aplicaré esta metodología, el martes esta otra, el miércoles… Me inclinaría por dedicar un apartado donde defina que la metodolofgía de los contenidos será trabajada mediante proyectos didácticos, los cuales consistene en esto y esto otro…
      Espero que mi opinión sea de utilidad. _Saludos cordiales de Humberto Cueva.

      Me gusta

  4. bertha dijo:

    Buenas tarde/noche disculpa me podrías mandar la planificación de la materia de formación cívica y ética para segundo y tercer año de secundaria y la de inglés de primer año, de antemano gracias… Saludos y linda tarde.

    Me gusta

    • Estimada Bertha:
      Aunque este Blog tiene las puertas abiertas para maestros de todas las asignaturas, la línea del Blog está enfocada a la didáctica, planeación evaluación, de la asignatura de Español.Me gustaría complacerte, pero sólo soy un profesor de Español.
      Saludos cordiales. Humberto Cueva

      Me gusta

      • bertha dijo:

        Que lástima pues su página me gusta mucho y es una persona muy preparada, pero muchas gracias por su atención… Saludos y bonita noche.

        Me gusta

  5. Luisa Leyva Henández dijo:

    Maestro un gusto saludarlo , en unos de sus mensajes menciona algo sobre los formatos para hacer una planeación , usted tiene algún modelo .Para este ciclo escolar,
    tenemos los mismos de años anteriores ¿Qué sabe usted al respecto ? .gracias un saludo.

    Me gusta

    • Estimada Luisa Leyva:
      Manejo tres modelos que en el fondo son el mismo modelo : el planteado en mi sección “PLANEACIONES” , el sintético en “PRONTUARIOS” y el que planteo en “DOSIFICACIONES”, que empiezo a publicar a partir del 23 de agosto.
      No hay cambios en las planeaciones porque no hay cambios en los programas.
      Saludos cordiales de Humberto Cueva

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s