‘WhatsApp-itis’

ventajas-desventajas-usar-whatsapp-L-Lj7W3R

‘WhatsApp-itis’

Por Celina Canales*

455_perfilArtNRM

La aplicación de mensajería WhatsApp, que te permite enviar gratis texto, fotos, notas de voz y videos a tus amigos en cualquier parte del mundo, se ha convertido en una obsesión nacional.

Está el grupo de chat de las mamás de los compañeros del salón de clases y el de toda la generación. El de la clase de baile, la clase de futbol, el de las piñatas por venir. Y, por supuesto, los grupos de chat de los respectivos viajes a todas estas actividades.

Si ves a una señora con una mano en el volante, otra en el celular y la mirada hacia abajo, seguro está, como se dice coloquialmente, “texteando” algo “urgente” en alguno de estos grupos.

WhatsApp tiene más de 600 millones de usuarios activos, lo equivalente a la población de todo Estados Unidos, México y Brasil.

Facebook pagó 19 mil millones de dólares por WhatsApp este año. Es la adquisición más grande de la historia de un negocio de internet con menos de cinco años de existir.

Fue fundada apenas en el 2009, pero media década después ya se vendió por más de lo que vale la suma de Televisa, Bimbo, Alfa y Cemex.

Este mes, por una fuga de información que descubrió NDTV Gadget, se supo que una de las funcionalidades más esperadas por los usuarios (y más temida por los operadores de telefonía fija y móvil) está por llegar: las llamadas de voz gratis en WhatsApp.

El gran atractivo del WhatsApp es que está contigo todo el tiempo, siempre te mantiene conectado, y posee una inmediatez inigualable.

Cuando participas en los diversos grupos de chats, es como estar en varias fiestas con amigos simultáneamente.

Es demasiado divertido. Intercambiamos chistes, bromas. Si no estás en el chat, no te enteras.

La habilidad más deseada del 2014: mantener contacto visual con el otro mientras enviamos mensajitos al mismo tiempo.

Pareciera que estamos hipercomunicados, pero la paradoja es que las relaciones interpersonales sufren: hemos sacrificado conversaciones íntimas por una mera conexión.

La tecnología nos permite estar físicamente cerca de alguien, pero lejos mentalmente. Ignoramos nuestros alrededores y nos conectamos a donde sea que preferimos estar.

Moldeamos nuestras vidas a nuestro antojo, entrando y saliendo de un lugar porque podemos controlar en dónde enfocamos nuestra atención.

El adolescente harto de escuchar a sus papás se escapa en su celular. Bloquea los regaños mirando de reojo el aparato.

El marido que acusa a la esposa de ser una necia se pone a chatear con sus amigos mientras ella platica. Suelta la carcajada al ver una foto que enviaron. No sabe ni qué dijo su pareja.

Tener la capacidad de poner atención sólo a lo que nos interesa suena increíble, pero corremos el riesgo de terminar escondiéndonos el uno del otro.

La tecnología se convierte en la anestesia perfecta para evitar una situación que nos disgusta.

Juramos que los chats nos van a curar la soledad, pero sucede lo contrario. Entre menos seamos capaces de estar con nosotros mismos, mayor será la solitud.

Los segundos que se tarda el semáforo en ponerse en verde nos parecen eternos. No sabemos qué hacer con nuestros pensamientos. Agarramos el celular.

Esos pocos instantes que tenemos en el día para echarnos un clavado a nuestro interior son reemplazados por un impulso casi reflexivo a sumergirnos en la tecnología.

Debemos recordar -entre los chats, mensajitos y correos- entrar en conversación con quienes tenemos frente a nosotros, incluso en los momentos que parecen aburridos o de silencio, pues ahí es donde lo mágico de la vida sucede.

http://www.elnorte.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=36362

whatsapp-iphone

 

images-3

 

10463969_10152559691064507_879843240782175757_n

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Bienvenida, Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s