Calaveras escolares y Cementerio de armatostes pedagógicos

CALAVERITA LITERARIA

Calaveras escolares 

 Dicen que ronda muy cerca

la huesuda por el salón,

anda de escuela en escuela,

buscando algún profesor.

La parca quiere llevarse

a un maestro de Español,

porque quiere que en el panteón

le enseñe todas las letras.

Desea aprender a escribir ,

¡Sacarse diez en las notas!

Su proyecto no abandona:

¡Que los profesores corran!

La huesuda se los lleva,

si los maestros se descuidan,

¡En las tumbas habrá maestras,

y maestros de Español!

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

El dos de noviembre llega,
fiesta muy tradicional,
cuando la parca espanta,
y a todos nos quiere cargar.

Hará escala en mi  escuela,
con una idea en su mente,
de llevarse para el panteón,
a todo el personal docente.

Por grado y  de hora en hora
sostenida bien de sus pies,
llevará al cementerio,
al maestro de la hora.

Adiós maestros queridos,
sí los van   a extrañar,
pero unánimes piden ,
que no se vayan a  regresar.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Chateando estaba la muerte

buscado a quien atrapar

ella se sentía con suerte.

Un alumno preguntaba

¿Dónde te puedo encontrar?

Juan te dices llamar

a mi casa te quiero invitar

para poder platicar. 

Es un placer encontrar

una dama para platicar,

siempre podemos chatear

pero tu casa no he de pisar.

Por las buenas no quisiste,

por las malas vas a ir,

tímido me saliste

y te vas a arrepentir.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Cementerio de armatostes pedagógicos

La nostalgia nos invade en ocasión del dos de noviembre.

En las escuelas hay muchas cosas que “pasaron a mejor vida”. Podrían concentrarse en un “altar de muertos”, algún lugar donde se depositen las herramientas que hace décadas solían usarse en las aulas ecolares.

Una especie de museo histórico donde la herrumbre no devore los materiales impresos y los artefactos o dispositivos pedagógicos que quedaron obsoletos. ¿Se acuerda Usted de las antenas parabólicas, aquéllas que fueron instaladas hace tres décadas en algunas escuelas porque fueron la apuesta a la modernización educativa? Y, más recientemente, las enciclomedias, anunciadas como panacea pedagógica.

¿Sabe en qué año fueron adquiridas las computadoras de las salas de cómputo de la escuela secundaria donde Usted se desempeña?

¿Qué se hace con todo ese arsenal cuando la tecnología y la moda educativa pasa?

De no aprovecharse algún recinto acotado en el que se puedan concentrar   materiales didácticos de antaño, sólo queda por alternativa un cementerio de escuelas-fosas.

Desde luego que se necesita espacio para meter tanto cachivache. Nada más los proyectores y los acetatos utilizados hace apenas dos décadas sumarían toneladas y toneladas. Sin una buena baraja de acetatos y un proyector de transparencias, un profesor parecía anticuado… ¡Oh, qué tiempos aquellos! ¿Cuándo se marchitaron los objetivos conductistas? Y, unas décadas más atrás, ¿cuándo languideció definitivamente aquella asignatura denominada caligrafía?

Nos ganó la tecnología. Alumnos y  maestros necesitamos dominar el teclado de las computadoras.

¿Qué hacer cuando la tecnología nos rebasa?

 POSDATA.- Estimado(a) Compañero(a) :

Espero sus Calaveras en  “Deja un Comentario”.

Loteria-LaCalavera-01

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Calaveras escolares y Cementerio de armatostes pedagógicos

  1. YOLANDA dijo:

    Con cariño y respeto para usted maestro:

    Estaba Humberto muy entusiasmado dando la clase de español, en eso la calaca lo vio y enamorada de éste quedo, rauda y veloz muy melosa se le acercó y le dijo: maestrito de mi corazón, vente conmigo al camposanto y el abc.. enseñaremos a todos los santos.

    Me gusta

  2. LUCIA LOPEZ dijo:

    El profe humberto Cuevala calaca lo perseguíaporque muy tarde mando la guíaporque una secuencia no salía.ya muy tarde fuecuando la profe lo encontrópues a todos un proyecto solicitoporque esta vez de la web no lo copio.El blog esta de luto pues el profe ya no hace bultoaunque la calaca se llevo tremendo sustoporque en el panteón, le dieron un discursode proyecto, guías, y lecturasaprendizajes, y demás esperadosentonces le dijo la flaca: sabes tu no estas invitadoporque siempre estas muy ocupado.Lulilola

    Date: Sat, 25 Oct 2014 17:01:15 +0000 To: lucylili@outlook.es

    Me gusta

  3. TRINY dijo:

    Maestro, ¡a dar tu clase!
    yo luego te califico,
    Si le entras con muchas ganas,
    mi amigo, ¡te felicito!

    Si al paso de largo tiempo,
    te llevo en mi corazón ,
    respeto a mi gran maestro,
    orgullo con gran razón.

    Si no cumples el requisito,
    de ser un enseñador
    ni modo, pues tú quisiste
    que te tache de traidor.

    Si en un futuro te aprecio,
    solito lo has de notar,
    pero si te ganas mi desprecio
    tus obras a cosechar.

    Maestro ponte tu saco,
    reflexionar te he de hacer,
    recuerda que paso a paso
    decides tu proceder.

    Me gusta

  4. Teresa Pacheco Sanabria dijo:

    Okey, muy buenas calaveras muchas gracias.

    Me gusta

  5. Ma. Magdalena García Hernández dijo:

    El maestro Humberto cueva
    A la muerte quiso burlar
    Pero en una noche de luna nueva
    Al panteón vino a dar

    No desafíes tu suerte
    Que de aquí, vivo no saldrás
    Esta es tu muerte
    Y de ella no te libraras

    Ahora juntos vagaremos
    En el día de todosantos
    Tal vez lo haremos
    Tal vez no tanto

    Los alumnos de la Puerta
    Lloran, lloran con desencanto
    Pues la Profesora Magdalena
    Cayo de bruces en la huerta
    Enfermándose de espanto
    Y ahora su alma vaga en pena
    Llega el mes de noviembre
    los muertos vienen por sus ofrendas
    Pero los vivos tienen hambre
    y los mandan a la tienda
    Pues arrasaron con todo
    Ahora solo comerán lodo
    Tamales, atole y pan
    Solo en su imaginación lo verán

    Un saludo desde la Puerta Grande de la Huasteca Potosina.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s