La claridad como enigma

jlb

La claridad como enigma

Por Juan Villoro*

Una de las más asombrosas experiencias de la lectura consiste en entenderlo todo y permanecer sumido en el misterio.

El lector sabe qué pasó y eso lo obliga a pensar un poco más.

Captar el sentido de un libro no agota su significado. Por el contrario, si el mensaje es eficaz, trabaja después de ser leído.

Los cuentos de Joge Luis Borges se siguen de principio a fin, pero tienen algo de adivinanza o paradoja. La comprensión no es ahí una meta de llegada, sino el punto de partida de otra reflexión.

Una anécdota define el tipo de lectura que reclamaba Borges. En 1938, perdió a su padre, cómplice de sus discusiones literarias. Ese mismo año sufrió un accidente que cambiaría su vida.

Visitó a una amiga para entregarle un libro. Subió de prisa la escalera del edificio. El sitio acababa de ser pintado y una ventana estaba abierta para airear el ambiente. Borges ya tenía mala vista, llevaba en sus manos un volumen codiciado, estaba ansioso por cumplir la cita (en su código personal, nada era tan romántico como entregar un libro a una mujer). No advirtió la batiente abierta y se golpeó con ella, desmayándose en el acto. Al volver en sí, temió haber perdido algunas de sus facultades. Le pidió a su madre que le leyera un texto. Ella abrió un libro de C. S. Lewis. Le sorprendió el silencio con que su hijo la escuchaba, desvió la vista y lo encontró llorando. “¿Qué te pasa?”, preguntó. “Lloro porque entiendo”, respondió Borges.

La emoción en la que cifraba su felicidad seguía intacta. Surge una pregunta: ¿qué significaba “entender” para Borges?

Un texto sugerente permite que el lector vea “algo más“.  No toda claridad es inagotable. Hay escrituras diáfanas que se agotan en sí mismas. Leo las instrucciones para armar un mueble y siento que nada se me escapa. Lo que interesa a Borges es otro tipo de nitidez. Cuando le dijo a su madre que entendía a C. S. Lewis se refería a lo que se comprende sin límite ni acabamiento. Leer abisma.

No es lo mismo entender un teorema que decir “yo te entiendo”. Quien domina un teorema carece de dudas al respecto. Pero ¿qué significa entender o decir que se entiende a una persona? Lo mismo que entender un libro. Es un proceso sujeto a modificaciones, capaz de mejorar o perjudicarse, un pacto que no deja de sellarse.

Una ventaja oportunista de la oscuridad literaria es que exige ser descifrada. El erudito se pone los anteojos para espiarla. En cambio, la claridad corre el riesgo de parecer simple. Entender un libro es la mejor manera de entender el mundo. Al apartar la vista de la página, lo real se vuelve materia interpretable.

Lo que vemos se comprende y es un enigma: un libro abierto.

Algunos cuentos de Borges:

  • Los dos reyes y los dos laberintos
  • Emma Zunz
  • El Zahir
  • El Aleeph
  • El sur

http://guialiteraria.blogspot.mx/2013/08/cuentos-jorge-luis-borges.html

*http://busquedas.gruporeforma.com/elnorte/Documentos/DocumentoImpresa.aspx

(Consultado el 9 de noviembre de 2012)

POSDATA.– El siguiente video reproduce una brillante conferencia de Jorge Luis Borges. Uno comprende más del lenguaje, de la poesía, de la literatura y su enseñanza, después de escuchar al gran maestro de maestros.

rosas

“La rosa es sin porqué,

florece porque florece,

no tiene preocupación por si misma,

no desea ser vista”

Angelus Silesius

 

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s