Expectativas de las Pruebas de Español para el Primer Bimestre

sem_t__tulo02

Expectativas de las Pruebas de Español para el Primer Bimestre

En torno a los exámenes ( parciales o finales de secundaria, y de admisión a bachillerato)  se están ofreciendo fuera de la escuela servicios particulares consistentes en vender “resumenes”, “cuestionarios” e incluso “videos educativos” para “preparar” a los estudiantes a fin de que aprueben tales exámenes. El  libre mercado  en su apogeo: “Pretendemos ofrecer la mejor calidad posible a la juventud”, dice la publicidad. 

De acuerdo con esta lógica, lo que el alumno no aprendió a lo largo de  un ciclo escolar…

¡ lo puede “aprender” en cuestión de días!

Quizá la “examinitis” que fomentamos en el ambiente escolar ha despertado tantas   expectativas mágicas en algunas personas.  

 Si de expextativas se trata, nosotros también tenemos algunas,  no  mágicas aunque si ambiciosas:

Expectativa 1:  ¿Son capaces los alumnos de revisar y calificar sus pruebas bimestrales?

Si alguien duda de la capacidad de los alumnos para revisar sus pruebas, lo invito a qué realice el intento. Se trata, obviamente, de  sensibilizar  al grupo de ciertas  normas básicas para  la aplicación y revisión : anunciarles, por ejemplo,  que una vez concluída  la prueba, cada alumno dará vuelta a la misma en la paleta de su banco, que luego ellos la revisarán  mediante autoevaluación o coevaluación, según Usted determine, y que, igualmente Usted los guiará,  respuesta por respuesta, en el proceso de revisión y calificación.

Expectativa 2:  ¿PLANEA y PISA?

Antes de elaborar las pruebas bimestrales, conviene tomar en cuenta que la prueba nacional PLANEA toma como modelo a la prueba internacional de PISA. No sería recomendable ignorar estos modelos  para nuestras pruebas.

¿Por qué debemos considerar la conveniencia de adoptar dichas pruebas como modelos a seguir  para elaborar nuestras pruebas bimestrales?

Porque, salvo su mejor opinión, el mundo es cada día más pequeño desde la  perspectiva de las Tecnologías de la Información y la Comunicación ( TIC ) y  ninguna escuela debe desconectarse del contexto nacional y éste del internacional.  Nuestras pruebas escolares no deben permanecer ajenas a las pruebas tipo PLANEA y tipo PISA

Una cualidad destacada de estas  pruebas  consiste  en enfatizar la competencia lectora, lo cual significa que se plantean preguntas para pensar. Como dice Melina Furman: Hay preguntas que son callejones sin salida y otras que son puertas de entrada.

Plantear preguntas específicas no es un recurso suficiente para saber si el alumno comprendió un texto o no. Como es sabido, un mismo texto puede dar lugar a interpretaciones diversas, todas ellas válidas, de acuerdo con las características, experiencias, conocimientos y contexto de cada  lector.

La lectura es una práctica cultural que consiste en interrogar activamente a un texto para construir su significado, con base en las experiencias y conocimientos previos que el lector tiene sobre el tipo textual, su contenido y el mundo en que habita. Leer es también comunicarse, entablar un diálogo con un autor, su tiempo, su contexto y sus ideas, y esto ocurre con cualquier tipo de texto: expositivo, argumentativo, literario, etc.etc.

Expectativa 3: ¿Evaluar  la competencia lectora?

En nuestra tradición escolar, los exámenes o pruebas bimestrales se elaboran apegados a los contenidos, pero es necesario tener presente que en  la asignatura de Español, de acuerdo al enfoque de las prácticas sociales del lenguaje y a los proyectos didácticos como modalidad  de trabajo, la mejor forma de evaluar los contenidos consiste en tomar  en cuenta los productos textuales ( parciales y finales ) de cada proyecto. Los productos de los proyectos son la mejor evidencia de aprendizaje. A partir de este enfoque, las rúbricas adquieren relevancia.

 La elaboración de productos de lenguaje exige capacidad lectora, pues se trata de leer y de escribir textos. En este panorama, el punto de partida y objeto de una prueba  de Español  es la capacidad lectoraHay que comprender para aprender. Sin comprensión lectora el estudiante no alcanza los aprendizajes esperados.

En este sentido, le presentaremos tres pruebas, una por grado, que podrían aprovecharse como pruebas bimestrales. Estas pruebas no están apegadas a los contenidos pero si a la condición más importante: la competencia lectora. Un alumno con bajo nivel de comprensión lectora estará en desventaja para apropiarse de los aprendizajes esperados de los contenidos curriculares, no solamente   de los aprendizajes de Español, sino  de las demás asignaturas.

Por otra parte, las pruebas no han de tener  por objetivo un control disciplinario. Las pruebas son instrumentos generadores de información  para la mejora de la calidad educativa, se trata entonces de que las pruebas conduzcan a mejorar el tratamiento de los contenidos.

Una característica de las pruebas bimestrales es que tales pruebas son estandarizadas, es decir, las aplicamos a todos los alumnos del mismo grado. Estandarizar significa igualar las condiciones en que se aplica un examen, con el objetivo de no dar ventajas a un alumno sobre otro, lo que asegura la equidad de los resultados

Contextualizar es otra cosa. Contextualizar la evaluación significa tomar en cuenta las condiciones (personales o situacionales) de alumnos de un grupo, para no tratar por igual a los desiguales.

Como es sabido, el Ciclo Escolar se organiza en cinco bimestres. El primer bimestre comprende los meses de septiembre y octubre. Durante el mes de octubre suele calendarizarse la aplicación de  pruebas bimestrales correspondientes al Primer Bimestre.

Las Pruebas de Español para el Primer Bimestre que presentaremos en el transcurso de esta semana, constan cada una de dos textos con reactivos de opción múltiple para cada uno de ellos y, además, incluyen  preguntas abiertas. Las respuestas a las preguntas abiertas ameritan rúbricas de evaluación que serán incluídas.

Con estas pruebas hay que explicar a los alumnos el propósito de la prueba.

En suma, las  prueban conllevan estas acciones:

  1. La prueba  presenta al alumno dos textos de temática afín.
  2. La primera actividad a realizar debe ser leer y analizar   cada texto. El alumno deberá interpretar la información para así poder dar su opinión.
  3. La segunda actividad pone en práctica la síntesis de los dos textos. Se le pide al alumno que compare, contraste o relacione la información de ambos textos.
  4. La tercera actividad pone énfasis en la argumentación. El alumno deberá desarrollar un texto breve donde se evaluará el desarrollo de la idea central, la argumentación detallada, la ortografía y riqueza de vocabulario.

Finalmente, hay que dar a conocer  la rúbrica de evaluación para evaluar las respuestas a las preguntas abiertas.

Cabe mencionar que en toda evaluación el contexto es importante. El contexto no es solamente el conjunto las condiciones socioeconómicas de cada escuela, también contempla  el comportamiento emocional de los alumnos de cada escuela y en cada aula; los niveles de tensión en la familia, las condiciones culturales de inseguridad, las actitudes para el aprendizaje, la sociabilidad, los ambientes de aprendizaje y de motivación.

El contexto cambia constantemente, por tanto, constantemente hay que evaluar. La evaluación debe ser dinámica.

NOTA.- En el transcurso de esta semana publicaremos las pruebas  siguiendo este orden:

  • Rúbricas de evaluación
  • Prueba del Primer Bimestre de Tercer Grado. Español 3
  • Prueba del Primer Bimestre de Segundo Grado. Español 2
  • Prueba del Primer Bimestre de Primer  Grado. Español 1

x-key

POSDATA.- Repaso general sobre tipos de preguntas.

Existen diferentes tipos de preguntas:

  1. a) De opción múltiple. Se elige una respuesta de un conjunto de respuestas, donde sólo una es correcta.
  2. b) De base común. También llamada de multirreactivo: de una misma información se formulan varias preguntas.
  3. c) De ordenamiento. Se exponen varios hechos, conceptos o cifras en desorden y el alumno tiene que darles un orden con base a un criterio preestablecido.
  4. d) Verdaderas o falsas. Se proponen una serie de afirmaciones correctas e incorrectas sobre determinados temas, la tarea del alumno es diferenciar cuáles de ellas son verdaderas y cuáles son falsas.
  5. e) De correlación. Se establecen dos columnas cuyos conceptos, ideas o símbolos se relacionan entre sí. La función del alumno es encontrar la relación entre ambas columnas.
  6. f) Para completar ideas. Se presenta un planteamiento incompleto, el alumno tiene que completar la idea con información que le dé coherencia y sentido.
  7. g) Cerradas y abiertas. Las preguntas de carácter cerrado son aquellas cuya respuesta es única, a diferencia de las preguntas abiertas que demandan libertad del alumno para responder y exigen, además de conocimientos, una serie de habilidades de pensamiento de orden superior.

Preguntas abiertas

Las pruebas de pregunta abierta, se ubican dentro de lo que se ha denominado evaluación cualitativa, en la cual se prioriza el enfoque formativo de la evaluación, tomando distancia de la denominada evaluación de corte cuantitativo, en tanto el interés principal no está en la calificación, sino en la valoración del nivel de desempeño del alumno, en función de la movilización de conocimientos, habilidades, actitudes y valores, mostrados en la solución a las preguntas planteadas.

lgunas ideas de Gadamer (1992):

Preguntar quiere decir abrir. La apertura de lo preguntado consiste en que no está fija la respuesta. Lo preguntado queda abierto, distante de cualquier sentencia decisoria y confirmatoria; es decir, en la pregunta abierta no se buscan “respuestas correctas” sino reflexiones, argumentos, la aplicación de saberes.

Con respecto al examen de preguntas abiertas, se plantean a continuación algunas orientaciones de carácter general para su diseño.

El propósito general de las pruebas es ofrecer evidencias irrefutables acerca del grado de dominio que muestra el alumno sobre un contenido específico.

Aspectos a considerar en el diseño del examen

Las preguntas abiertas atienden aspectos:

  • Plantear las preguntas en un sentido comprensible.
  • Asignación de un valor a cada pregunta. Desde su diseño, el examen debe tener asignado un puntaje total, mismo que se obtiene del puntaje asignado a cada una de las preguntas dependiendo del nivel de complejidad de las mismas.

Consideraciones generales para la elaboración de exámenes de preguntas abiertas:

  • Definir el objetivo del examen.
  • La estructura de la pregunta se orienta a la obtención de la información necesaria.
  • Las respuestas a una pregunta abierta pueden ser cortas o largas, lo que importa es el nivel de argumentación; no su extensión.
  • Los planteamientos deben propiciar la expresión de los aprendizajes que se pretenden medir.
  • Establecer la puntuación que se le dará a cada pregunta.

Entre las herramientas que se utilizan para calificar una evaluación desde este enfoque están la lista de verificación, la escala estimativa y la rúbrica; sin embargo, por su nivel de complejidad, se recomienda la rúbrica para evaluar un examen de pregunta abierta, en tanto define con precisión los niveles de desempeño del estudiante.

x-key

Evaluar la comprensión y enseñar a comprender.

x-key

POSDATA.- La serie ¡ A LEER! Textos para   la competencia lectora ya está disponible.

xxxA leer Cueva FLYER

¿Dónde encontrar la serie ¡ A LEER! ?

Preferentemente en los Centros Trillas.

Si desea conocer la ubicación del Centro Trillas más próximo a su localidad, su domicilio y teléfonos, busque y haga “clic” en el recuadro “Red de distribución y venta” que aparece al finalizar la columna derecha de la página inicial del Blog.

¡Llame por teléfono desde ahora al Centro Trillas más próximo y verifique!

NOTA.- Si en su localidad no hay un Centro Trillas, puede seguir una de las siguientes opciones:

1.- Marque sin costo al 01 800 7 18 70 15 para que le informen a qué librería de su localidad puede acudir.

2.- Envíe un mail solicitando información a : controldecasas@trillas.mx

3.- Comuníquese telefónicamente al Centro Trillas más próximo para solicitar   la visita de un promotor a su escuela.

x-key

 

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Libros de Texto, Práctica docente, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s