¿Qué materiales de lectura se ofrecen en la serie ¡ A LEER! ?

¿Qué materiales de lectura se ofrecen en la serie ¡ A LEER! ?

desplegado-a-leer-vuelta

Nuestro criterio para la selección de textos, fincado en el marco teórico de PISA, consiste en  la lectura de diversos materiales, con variados contenidos y progresivas exigencias cognitivas.

  • La lectura de revistas, periódicos, historietas, textos de ficción y de no ficción

Los resultados de  las pruebas PISA  arrojan información sobre las distintas prácticas que los estudiantes realizan fuera del ámbito escolar, en particular, sobre cuál es el género de materiales de lectura que prefieren.

Aunque siempre es tentador saber cuál es el tipo de material que más favorece el desempeño como lector, PISA sostiene que los estudiantes que obtienen un mejor desempeño escolar son aquellos que diversifican su interés por la lectura de materiales de distintos géneros.

Estas aseveraciones son congruentes con varios estudios que han afirmado que “…los lectores de materiales de diversos contenidos (por ejemplo, libros, periódicos o revistas), independientemente de los particulares propósitos de lectura que tengan, demostrarán un mayor nivel de competencias letradas que aquellos que leen materiales no tan variados o que no leen.” (Smith, 1995: 200).

Por supuesto, no puede asegurarse que la lectura de un género o la lectura diversificada repercutan de forma automática en mejores niveles de desempeño en el área lectora. Lo que sí puede afirmarse es que existe una asociación que se va reforzando de manera cíclica, entre la comprensión de los textos, las actitudes hacia la lectura y el aprendizaje, la motivación y la participación en diversas prácticas lectoras (como la lectura de distintos materiales).

  • ¿Qué materiales de lectura se asocian con un mejor desempeño de los estudiantes?

PISA ha explorado  la frecuencia de lectura de cinco distintos materiales y el desempeño mostrado por los estudiantes en la prueba.

Revistas. La lectura de este tipo de material pocas veces se realiza de manera constante. Algunos autores han incluido a las revistas como el tipo de lectura para informarse, donde habitualmente el lector “ojea” el material en la búsqueda de alguna información que sea de su interés.

En México, 65% de los estudiantes de 15 años muestra un comportamiento habitual con la lectura de revistas, es decir, las lee una vez al mes, varias veces al mes o varias veces a la semana. Los mejores resultados los obtienen los estudiantes que han contestado que leen revistas “Varias veces al mes”.

Historietas. La lectura de este tipo de material presenta un descenso en las prácticas de lectura juveniles contemporáneas. Si en algún momento en la historia de la lectura en nuestro país, la práctica de leer historietas o cómics alcanzó un boom, parece ser que en la actualidad ésta no es muy frecuente entre los estudiantes de 15 años.

Libros de no ficción. Esta categoría incluye textos de historia, biografías, de divulgación, o cualquier otro tipo de libros no literarios.

Periódicos. La frecuencia de aparición de estos materiales condiciona en mucho su forma de lectura. El hecho de que los periódicos en su mayoría tengan una aparición diaria promueve una lectura más frecuente y a la vez más inmediata. Los periódicos de ayer ya no tienen el mismo interés o sólo son útiles para investigaciones históricas.

Entonces, ¿qué materiales de lectura se asocian con un buen desempeño en PISA?

Es conveniente recordar que la pregunta sobre los materiales de lectura que los estudiantes prefieren se enfoca en las prácticas que suceden fuera del ámbito escolar. Sin embargo, el papel de la escuela es central para fortalecer dichas prácticas. La escuela es  el  espacio  para desarrollar el hábito lector.

Los mejores desempeños se encuentran en la lectura habitual de libros de no ficción, revistas, cuentos, novelas y periódicos. Puede asumirse que es importante diversificar en el ámbito educativo la práctica de lectura con estos materiales (y otros más) y, al mismo tiempo, mantener un constante y progresivo aumento en la complejidad temática de los mismos. Materiales con poca exigencia cognitiva provocarán aburrimiento en el lector y, por lo tanto, un mal desempeño de los estudiantes en cualquier prueba.

La lectura de diversos materiales, con variados contenidos y progresivas exigencias cognitivas, es una de las prácticas de las distintas prácticas que deben fomentarse tanto fuera como dentro del salón de clases. Fortalecer las actitudes positivas hacia la lectura, enfatizar la comprensión de los textos y diversificar los distintos materiales de lectura son prácticas que hay que reforzar para que los estudiantes alcancen un pleno dominio de la competencia lectora.

x-key

 

 

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Libros de Texto, Práctica docente, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s