El poder de la lectura literaria

 

18958386.jpgr_640_600b_1_D6D6D6f_jpgq_x20080704_122516

 

El poder  de la lectura literaria

Luis Javier Plata Rosas*

(Fragmento)

No pocos consideran a la ficción como un pasatiempo (a nadie sorprende que, cuando preguntamos a alguien qué es lo que hace, nos responda: “Nada, aquí leyendo”), un escape de la realidad, una actividad improductiva (¿cuál es, en la educación por competencias, el “producto” que un estudiante tiene que entregar al terminar Pedro Páramo?) Muchos consideran la lectura como un  “ejercicio mental” (¡A leer 15 minutos diarios!) 

Leer ficción ( cuentos, novelas…) no es más que una completa pérdida de tiempo para muchas personas.1.-ESPAÑOL 1 CUADERNO DE TRABAJO PORTADA

En el otro extremo tenemos a lectores que juran que ciertas obras  transformaron su existencia.

¿Leer El principito u otras historias imaginarias puede ayudarnos a sobrevivir?¿Existe, en verdad, evidencia medible  de que algo cambie en nosotros tras la lectura de un cuento, de una novela o de cualquier otro género de ficción?

En 2014 una serie de experimentos permitieron determinar que el simple hecho de etiquetar una historia como “real” o “ficticia” antes de su lectura ocasionaba que se activaran diferentes áreas en el cerebro de los lectores. La lectura en “modo no ficción” estaba asociada a actividad en el cerebro relacionada con acciones, percibidas como pertenecientes al pasado, de los eventos descritos en la historia. En el extremo opuesto, la lectura en “modo ficción” estaba asociada a actividad cerebral que correspondía a una simulación mental de lo que podría pasar.2.-Español 2 Cuaderno de trabajo Portada

Así, para Oatley y otros científicos neurocognitivos las horas que pasamos leyendo ficción son similares a, en el caso de los pilotos, las horas que éstos pasan en un simulador de vuelo: la literatura sería nuestro “simulador de realidad” que nos permitiría entender cómo interactuar con otras personas, cómo reaccionar ante otros en diferentes situaciones cotidianas y, en resumen, cómo mejorar nuestras habilidades sociales. Todo esto debido a que, cuando una persona lee una historia, se encuentra en una situación en la que continuamente hace predicciones sobre los pensamientos, sentimientos e intenciones de los personajes, y tiene la oportunidad de entender a quienes son tan diferentes.

Que los escritores de ficción enfrenten a sus lectores a la tarea de tener que inferir cuáles son esos pensamientos, sentimientos e intenciones en los personajes de sus mundos imaginados permite que nos identifiquemos con ellos y los comprendamos con mayor profundidad que si todos estos aspectos fueran descritos directamente por el autor. Hay  experimentos que han mostrado que existe mayor capacidad de hacer inferencias sobre nuestro prójimo —dicho de otra forma, “leer la mente” de alguien— entre lectores de historias de romance o de detectives, lo que es de esperarse si consideramos que en ambos casos uno tiene que hacer continuas predicciones sobre quién es la pareja adecuada o el posible asesino.

3.-PORTADA Español 3 Cuaderno de trabajoLos resultados de este y otros estudios concuerdan con la llamada teoría del entumecimiento psíquico de Paul Slovic, según la cual es más fácil experimentar empatía si un mensaje presenta información sobre una persona única e identificable, que cuando la información se refiere a grupos enteros de personas o a estadísticas: o sea que el cerebro se nos entumece cuando tratamos (si tratamos, aunque a veces ni eso) de ponernos en los zapatos de decenas, miles o millones a la vez. La lectura puede desentumecer nuestras “neuronas empáticas” —nuestra compasión, en su significado etimológico de “sufrir juntos”— lo suficiente como para que nos interese el bienestar de alguien más como si nosotros fuésemos ese alguien.

Empatía por Sherlock Holmes

“¿Se imaginan que exista a estas alturas una persona que sienta tanto odio por Napoleón que se dedique a romper todas las imágenes suyas que encuentra?”.

Arthur Conan Doyle, La aventura de los seis Napoleones

No fue sino hasta 2013 que Matthijs Bal y Martijn Veltkamp realizaron un experimento para verificar si, con base en lo que se conoce como teoría de la transportación (entendida ésta como el grado al que una persona se involucra emocionalmente con una historia), los lectores que son emocionalmente “transportados” —aquellos que se “sumergen” o “se pierden” en las páginas del libro— son quienes se vuelven más empáticos y si este efecto es exclusivo de la literatura de ficción.

Los resultados del estudio de Bal y Veltkamp representan la primer evidencia experimental de que leer ficción provoca que la empatía del lector se incremente con el tiempo; lo opuesto ocurre si el lector no se sumerge y ni siquiera se salpica con la historia: se vuelve menos empático y termina por darle lo mismo si Sherlock Holmes resuelve el misterio o si un asteroide destruye por completo una ciudad completa. Una posible explicación es que, cuando un lector no se identifica con los personajes de una historia, comienza por distraerse y sentirse frustrado con la historia y acaba por desentenderse del destino de sus personajes. Estos efectos no se encontraron en lectores de no ficción.

Chéjov y sus personajes literarios 

“—¿Cómo puedo justificarme? Soy una mujer mala, vil; me desprecio a mí misma, y no pienso justificarme. No es a mi marido a quien engañé, sino a mí misma. Y no solamente ahora, sino hace tiempo que me engaño. Mi marido puede que sea un hombre bueno y honrado, pero ¡es un lacayo!”.

Antón Chéjov, La dama del perrito

En 2009 Maja Djikic y sus colegas pidieron a un primer grupo de participantes que leyera La dama del perrito, y a un segundo grupo que hiciera lo mismo con una historia que narraba los mismos sucesos que el cuento de Chéjov, pero en forma de un documento legal sobre el caso de adulterio entre dos personas casadas, por lo que la historia original había quedado desprovista de cualidades artísticas. Los investigadores tuvieron cuidado de que esta última narración mantuviera el mismo nivel de vocabulario, gramática e interés en sus lectores que La dama del perrito para evitar que cualquier diferencia pudiese atribuirse a estos factores. Tras la lectura, se evaluaron los cambios en las emociones y en los rasgos de personalidad de los lectores a través de escalas comunes en estudios psicológicos sobre estos temas.

 El experimento de Maja y su equipo permitió concluir que, en efecto, el valor artístico de una narración, en este caso la prosa de uno de los grandes cuentistas de toda la historia, tuvo un efecto de transformación en la personalidad mucho mayor que un texto cuya temática e interés despertado en los lectores eran similares, pero que carecía de valor literario.

Las conclusiones de Maja y colaboradores pueden ser extensivas al área entera de la literatura neurocognitiva: “La relación de una psique individual con una obra de arte es un proceso altamente complejo que no puede ser llevado fácilmente al laboratorio. En su lugar, este estudio muestra que el potencial de cambio está ahí, dado que la psique humana parece responder a la forma artística a través de sutiles cambios en la visión de sí misma. Este potencial merece ser explorado”.

*http://www.nexos.com.mx/?p=29998

NOTA.- Solucionario y Guía del Maestro de la serie ¡ A LEER! en dos versiones:

Impresa (disponible en los Centros Trillas http://www.etrillas.com.mx/reddedistribucion.php)

Digital ( localice Solucionario y Guía del Maestro de cada grado en la columna vertical derecha del propio Blog)

x-key

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Proyectos didácticos de Español, Secundaria, Secundaria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s