Realidades : México según PISA

pisa-6-conclusiones
slide_3
                        

¿ Cuál es la realidad de nuestra educación?

El mes de diciembre pasado (2016) la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) dio a conocer a nivel mundial los resultados de la prueba del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos ( PISA, por sus siglas en inglés).

En  PISA 2015,  participaron 72 países, entre los cuales se encuentra México. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación,(INEE) dio a conocer los resultados de los estudiantes mexicanos en los tres dominios principales de PISA: Lectura, Matemáticas y Ciencias.

slide_28

Como es sabido, la  prueba PISA se aplica a estudiantes que tienen 15 años que están por concluir la secundaria.

Según estos resultados se puede inferir:

  1. Los países del Oriente, representado por Vietnam (número 1 en Ciencias ),  continúan siendo los reyes de la educación mundial. Su eficacia educativa les asegura seguir gozando de niveles superiores de vida y de actividad económica.
  2. Las naciones de Europa, representada por Estonia (3), Finlandia (8), Irlanda (11) y Dinamarca (13) mantienen altos niveles de aprendizaje y por lo tanto de bienestar general.
  3. Canadá (7) es el mejor sistema educativo en el continente americano. Estados Unidos (28) continúa lastrado por su incapacidad para incorporar a sus minorías, hispana y afro-americana, a rendimientos educativos más elevados.
  4.  Polonia (15) y Portugal (18) en el contexto europeo, continúan su rápido ascenso en la tabla educativa. 
  5. Latinoamérica sigue decepcionando las aspiraciones de sus jóvenes a una mejor vida. El mejor ubicado es Chile (44), seguido de Uruguay (47), Costa Rica (54), México (56) y Colombia (57).
  6. México está estancado en comprensión lectora. El desglose de los resultados indica que 8 de cada 10 jóvenes mexicanos reprueban o pasan con el mínimo puntaje la prueba de comprensión lectora. En lectura no tenemos siquiera al 1% de los estudiantes en los niveles de excelencia.

¿Qué podemos hacer? Una de las tareas que podemos emprender es conocer muy bien lo que mide la prueba de PISA, para saber de cuáles competencias mínimas se habla. Esto solo se puede hacer revisando los ejemplos de las preguntas que publica la OCDE para cada nivel de logro y respondiéndolas uno mismo (http://www.mecd.gob.es/inee/Preguntas-liberadas.html).

Ranking publicado por PISA 2015.

ranking-pisa-29151

www.oecd.org/pisa/pisa-2015-results-in-focus-ESP.pdf

 

hqdefault-1

El aprendizaje en México

Por Eduardo Andere M.*

México aparece en el mapa mundial de la educación en el siglo 21 a partir de la prueba PISA. Ésta es el único referente mundial (no regional) del estado que guardan las cosas para el País.

Las noticias no son buenas porque a pesar de las grandes reformas educativas de los últimos 25 años, las cosas no parecen funcionar, o funcionan tan lentamente que la mayoría de nosotros no las veremos realizar.

En los resultados de la prueba PISA 2015, México demuestra un estancamiento en desempeño desde el año 2000: en los últimos lugares, consistentemente, en español, matemáticas y ciencia, entre todos los países miembros de la OCDE.

Con los últimos resultados sabemos que los jóvenes mexicanos entre 15 y 16 años de edad están a 140 puntos de distancia en ciencia de los singapurenses que obtuvieron el promedio más alto (556).

Los 140 puntos equivalen, aproximadamente, a 4.5 grados escolares. Es decir, los jóvenes mexicanos de primero de preparatoria tendrían, más o menos, el mismo desempeño que los niños de quinto o sexto de primaria de Singapur.

Los jóvenes mexicanos estudian, dentro y fuera de la escuela, dos horas menos a la semana que los singapurenses, lo mismo que los japoneses y 11 horas más que los finlandeses, sin embargo, sus resultados están muy por debajo en las tres áreas de medición.

Los jóvenes mexicanos tienen una tasa de resiliencia (es decir, obtienen resultados por encima de lo que se esperaría dado su estatus socioeconómico) muy baja.

El porcentaje de jóvenes mexicanos que supera las expectativas es de 12.9, comparado con el porcentaje de los vietnamitas (75.5), los singapurenses (48.8), los japoneses (48.8), los chinos (45.3), los finlandeses (42.8), los coreanos (40.4), los estadounidenses (31.6) y los del promedio de la OCDE (29.2).

A pesar de obtener resultados bajos en ciencia, los jóvenes mexicanos dicen que disfrutan  la ciencia,  y no sólo eso, sino que tienen un amplio interés en temas científicos y desearían desarrollar carreras científicas. ¡Sorprendente!

¿Qué sucede? En el 2001 cuando se dieron a conocer los resultados de PISA 2000, estaban naciendo o por nacer los niños que presentarían la prueba PISA 2015.

En la década del 2000 nacieron el INEE, Enciclomedia, ENLACE, Habilidades digitales para todos, la ACE, la obligatoriedad de la educación preescolar (y 10 años después la de la educación media superior), las reformas curriculares por competencias (RIES, RIEB, RIEM y en 2011, el Acuerdo de articulación de la educación básica), el Concurso de plazas de maestros, la Evaluación universal, todos ellos antecedentes de la Reforma educativa de 2013.

¿Qué no funcionó antes que ahora sí va a funcionar? El problema educativo de México no puede enfrentarse únicamente con los reducidos instrumentos de la política educativa. El problema educativo es un tema de aprendizaje, no de instituciones.

Los cerebros de los niños no sólo aprenden en la escuela; aprenden de todas sus experiencias de vida. Desde que nacemos nuestros cerebros deambulan a través de tres ambientes de aprendizaje: el hogar, la escuela (después la empresa) y la calle (la sociedad).

El cerebro, per se, no sabe que va a la escuela; las 86 mil millones de neuronas actúan y responden ante estímulos (experiencias) externas. Las experiencias positivas en todos los ambientes provocan sinergia: actúan varias causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales.

Si un niño llega a la escuela desnutrido o con tensión tóxica, la pedagogía puede hacer muy poco o nada.

Si los niños pobres van todos a escuelas pobres y los ricos a escuelas ricas, las escuelas son fábricas que perpetúan la pobreza y crean segregación.

Si los cerebros de los niños en la calle viven o perciben cotidianamente ambientes o experiencias pobres, corruptas, inseguras, contaminadas, la escuela puede hacer muy poco.

Por tanto, necesitamos otro tipo de reformas; mucho más profundas, de raíz.

*30Dic.2016.-

http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=104089

NOTA.– Le recomiendo:  http://eduardoandere.net/

 

x-key

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Primaria, Primaria, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Realidades : México según PISA

  1. Eric Barquera Huerta dijo:

    me encantó.

    Me gusta

  2. Eric: Gracias por escribir. H.C.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s