Lectura exploratoria para localizar información específica

zxc_1136553336379956_5423909984190740665_n

Lectura exploratoria para localizar

información específica

Para enseñar a leer resulta necesario planificar variadas situaciones de lectura, donde los alumnos puedan aprender a hacerlo de manera autónoma y orientados por distintos propósitos.

Hojear los libros explorando títulos e ilustraciones y buscar datos orientadores en el o los índices es lo que habitualmente hace cualquier buen lector que busca información sobre un tema y es aquello que los alumnos necesitarían aprender a hacer. Se trata de explorar el material para luego decidir dónde detenerse a leer de manera más minuciosa. Durante la exploración, los alumnos tienen que hallar, en un material complejo, qué dice y dónde dice algo que el docente les solicita. El camino para encontrarlo no está “despejado”; la tarea del docente consiste en ir proporcionando pistas, ayudas, colaboraciones que los orienten cada vez más, para circunscribir dónde hallar lo que buscan .

En estas situaciones el maestro se propone enseñar las acciones que realizan los lectores cuando -en un marco de estudio, por ejemplo- exploran materiales buscando un tema de interés.

Un desarrollo posible

  1. Exploración general: elegir los materiales que poseen información

Antes de la clase se requiere seleccionar materiales de lectura y realizar algunas previsiones.

Para que los alumnos aprendan a leer es relevante que el docente seleccione materiales de circulación social donde la información se presente en su soporte habitual. Por ejemplo:

  • libros que informen exclusivamente sobre el tema investigado;
  • ibros y revistas que incluyan, además de otros temas, capítulos o artículos sobre el tema elegido;
  • libros y revistas donde exista información sobre el tema elegido, pero donde los títulos o entradas al tema no permitan anticipar fácilmente que se la hallará.
  • materiales que no contengan la información buscada.

Antes de entregar los materiales, es conveniente considerar es la presencia o ausencia de glosarios y de distintos tipos de índices (alfabéticos, temáticos, analíticos, etc.), dado que, entre otras cosas, se trata de enseñar cómo usarlos.

Se plantea claramente a los alumnos el propósito de la tarea y se lo sostiene durante su desarrollo. El docente también aporta informaciones para ayudar a seleccionar el material.

  1. Búsqueda de información específica

Una vez seleccionado el material, cada equipo tiene que buscar respuesta para una o varias preguntas formuladas de manera compartida entre el docente y los alumnos. El maestro puede terminar de precisar estos interrogantes teniendo en cuenta la dificultad que cada uno de ellos posee para diferentes alumnos.

III. Algunas intervenciones para centrar a los niños en la comprensión del sistema de escritura

  1. En este momento de la clase, el propósito comunicativo de buscar información sobre el tema queda desplazado por el propósito didáctico de enseñar a leer.

Sugerencias didácticas

Enseñar a leer implica enseñar a los alumnos a desarrollar un plan de estrategias que les permitirán a resolver una situación mediante la lectura de un texto. Entre esas estrategias podemos encontrar las siguientes, que se utilizan antes de leer: comprender los propósitos de la lectura, seleccionar las fuentes de información más adecuadas, activar los conocimientos previos acerca del tema, utilizar el paratexto para localizar la información específica.

Durante la lectura, se realizan inferencias de distinto tipo, se revisa la propia comprensión, se distingue la información principal de la accesoria y se evalúa la fuente de información.

Después de leer, se resumen las ideas más importantes, se reconoce qué es lo que se aprendió, se formulan interrogantes acerca de lo que no se aprendió y, eventualmente, se planifican nuevas acciones de lectura.

Es necesario señalar que estas estrategias pueden utilizarse para la lectura de toda clase de textos, pero cobran especial importancia en el caso de la lectura de los textos expositivos que desarrollan los contenidos de las distintas áreas.

http://www.educ.ar

8modalidadeslecturapuedenpracticarseaula-infografc3ada-bloggesvin

x-key

 

Acerca de humbertocueva

Humberto Cueva García se tituló en la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” de Monterrey, NL. Profesor de escuelas primarias y secundarias, tiene grado de maestría en Español por la Escuela de Graduados de la Normal Superior , en la cual ha impartido cursos de didáctica y literatura contemporánea. Asesor técnico-pedagógico de la aplicación y seguimiento del Programa de Español en escuelas secundarias de Nuevo León . Desde 1992 es autor de libros de texto de Español para primaria y secundaria editados por la Editorial Trillas. Conductor de talleres de actualización docente a nivel nacional y regional invitado por la SEP de 2006 a la fecha.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Primaria, Primaria, Secundaria, Secundaria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s