Primera sesión del Consejo Técnico ( Viernes 28 de septiembre de 2018)

 

El próximo 28 de septiembre deberá llevarse a cabo la Primera sesión ordinaria del Consejo Técnico Escolar (CTE), correspondiente al ciclo escolar 2018-2019.

Las actividades a desarrollar, ahora organizados en fichas, destacan una serie de decisiones tendientes a la mejora del aprendizaje de los alumnos.

En ese sentido, las fichas de la primera sesión del Consejo Técnico Escolar 2018-2019 tienen como propósito que el colectivo docente, con base en los resultados obtenidos en la evaluación diagnóstica, consolide la planeación de su Ruta de Mejora Escolar (y, en caso de ser necesario, la ajuste o la modifique), así como las acciones previamente establecidas para su implementación.

Entre las actividades a desarrollar por los maestros, destaca el análisis de los resultados de la evaluación diagnóstica que son el punto de partida para identificar las fortalezas y áreas de oportunidad de los alumnos, los cuales servirán para orientar  la intervención docente, y, en otro momento, serán los referentes para comparar los avances logrados a la mitad y al final del ciclo escolar, como resultado de la intervención de cada uno de los docentes.

Descarga fichas  del Consejo Técnico Escolar para secundaria 2018-2019

Publicado en Libros de Texto, Práctica docente, Secundaria, Secundaria | Etiquetado | 1 Comentario

¿Enterrar la letra h ?

Desde el remoto  1734, el  Diccionario de autoridades en su tomo IV  dice de la letra h: “Si es que se debe llamar letra, pues según los gramáticos es solamente aspiración, y no sirve por sí sola, ni tiene otro oficio”.

La h solo se hace presente cuando precede una c. Pero en ese caso forma un nuevo sonido. La grafía de ese sonido es ch. Esta era una letra en el abecedario la Real Academia Española (RAE) decidió eliminarla en 2014. (Hizo lo mismo con la ll). Desde entonces, nuestros diccionarios tienen solo 27 letras.

¿Qué pasaría entonces si nos olvidamos de la letra h ? Escribir, por ejemplo, “uérfano” y no “huérfano”,  “umanidad” y no “humanidad”.

Si eliminamos la h, quizá habría confusión entre “hay” y “ay” o entre “asta” y “hasta”. Aunque esa confusión es ficticia, pues nadie confunde estas palabras ni al escribir ni al hablar. ¿Por qué pensar que habría caos? El contexto es la clave. En otras palabras, todo depende de la circunstancia. La tilde en “solo”, por ejemplo, no es necesaria al leer: el contexto da las pistas para saber si se habla de soledad o de solamente, cuando solo es un adjetivo y no un adverbio.

Las intentonas de limpiar el español de la h son cíclicos.  En 1997,  Gabriel García Márquez, en su discurso en el Primer Congreso Internacional de la Lengua Española en Zacatecas, invitó a que “simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros”. Pero  su propuesta de enterrar “las haches rupestres” quedó en el olvido.

Posdata.- La h es una letra fantasma, es cierto, pero a mi no me gustaría escribir mi nombre como lo escriben los italianos: Umberto.

Publicado en Primaria, Primaria, Secundaria, Secundaria | Etiquetado , | Deja un comentario

Tabletas, ipads y otros dispositivos.

Publicado en Libros de Texto, Primaria, Primaria, Secundaria, Secundaria | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Planeación docente con buen humor y pesimismo negro

Planeación docente con buen humor y pesimismo negro

Si Usted está empeñado, como deben estar todos los profesores, en construir una planeación docente, le invito a divertirse con algunas reflexiones punzantes de Murphy . Advertencia: ¡Tómelo con buen humor!

LEY  PRINCIPAL DE MURPHY:

  • Si algo puede salir mal, saldrá mal.

INFALIBLE:

  • Cuanto más cuidadosamente planifique un proyecto, mayor confusión  producirá.

COMPROBADO:

  • Añada lo que añada,   siempre habrá otros que añadirán más detalles a su planeación.
  • Entregue  a la hora que entregue, siempre habrá otras planeaciones entregadas.
  • La otra planeación recibirá más reconocimientos.

COROLARIOS:

  • Nada es tan fácil como parece.
  • Todo lleva más tiempo del que usted piensa.
  • Cuando las cosas vayan bien, algo habrá que haga que vayan mal.
  • Cuando le parezca que las cosas van mejor, es que se le ha pasado algo por alto.
  • Todos los profesores dan por sentado que lo único que los alumnos tienen que hacer es estudiar su asignatura.
  • Después de que las cosas hayan ido de mal en peor, el ciclo se repetirá.

Y usted… ¿puede inventar más principios al estilo de Murphy?

Publicado en Primaria, Primaria, Secundaria, Secundaria | Etiquetado | 1 Comentario

Manual de estrategias didácticas

Compartimos una interesante  compilación de documentos  sobre métodos, estrategias y técnicas más recomendadas en el trabajo de aula: 1. CUCHICHEO 2.DEBATE 3. DIÁLOGO 4. DIAPOSITIVAS 5. DISCUSIÓN DE DILEMAS MORALES 6. SOCIODRAMA 7. ELABORACION DE TARJETAS 8. ESCUCHA ACTIVA 9. ESQUEMAS 10. EXPOSICIÓN 11. INFORME 12. JUEGO DE ROLES 13. LECTURA DIRIGIDA 14. LLUVIA DE IDEAS. 15. MAPAS CONCEPTUALES 16. MAPAS MENTALES 17. METACOGNICIÓN 18. MÉTODO DE PREGUNTAS 19. PHILLIPS 66 20. RESUMEN 21. DIAGRAMA DE VENN 22. GRUPOS CIRCULARES 23. FODA 24. SIMULACIÓN 25. TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN 26. TRABAJO DE CAMPO 27. ILUSTRACIÓN

Acceda  desde: AQUÍ

Publicado en Primaria, Primaria, Secundaria, Secundaria | Etiquetado | 6 comentarios

¿Por qué en Español se debe trabajar un reglamento escolar?

En  Español de Primer grado de secundaria se trabaja con el aprendizaje “Elaboración del Reglamento escolar”.

¿Qué relación tiene el tema del reglamento con los aprendizajes lingüísticos de la asignatura de  Español?

En la asignatura se trata de enriquecer la comunicación oral y escrita, y estas habilidades estan relacionadas con la comunicación cara a cara, con la interacción en el aula, en la casa, en la calle… Si la comunicación se realiza en convivencia, los aprendizajes serán éxitosos, si la comunicación se produce en contextos de no-convivencia, el aprendizaje se desalienta.

La calidad de comunicación  es un reflecto de la calidad de nuestras vidas.

Si desea acceder  a la guía didáctica clickeando aquí 

Publicado en Cuadernos de Trabajo, Libros de Texto, Práctica docente, Secundaria, Secundaria | Etiquetado | 2 comentarios

La planeación: entre el modelo educativo y la didáctica

La planeación: entre el modelo educativo y la didáctica

Abelardo Carro Nava*

[Fragmento]

Desde que ingresé a este maravilloso mundo de la docencia, he tenido claro que la planeación es un ejercicio fundamental en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Como docente, es uno de las principales actividades que realizo con el propósito de vislumbrar, todo aquello que se refiere a la generación de conocimientos en mis alumnos.

A veces, con cierto desconocimiento; otras, con una gran certeza de lo que pienso; puedo sentarme un buen rato a diseñar la serie de estrategias que el día de mañana pondré en marcha con mis estudiantes. Siempre considerando algo que, aunque no es nuevo, no he perdido de vista desde hace mucho tiempo: si yo fuera mi alumno, ¿cómo me gustaría que tal o cual contenido lo trabajara mi maestro? Pregunta interesante que no sé si usted que se dedica a la docencia se habrá formulado; sin embargo, desde mi perspectiva, resulta fundamental plantearnos esta interrogante cuando estamos ante un nuevo reto o desafío educativo.

Sí, he de ser honesto. Desde que ingresé al magisterio (y mire que ya tengo mis años); supe de la existencia de ciertas empresas, grupos o personas, que se dedican a vender algunas guías para elaboración de las planeaciones de los profesores. No obstante, debo decirlo, no he hecho uso de ellas porque tengo presente, que nadie puede conocer lo que yo conozco, ni pensar lo que yo pienso: el contexto, mi escuela, mi grupo, mis alumnos, mis materias o asignaturas, entre otros. De ahí que, insista, desde que ingresé a la docencia, he realizado mis planeaciones conforme a los elementos que he señalado, pero también, considerando otros tantos más, que se derivan de los avances científicos y tecnológicos que día a día presenciamos en el mundo entero.

El formato (así lo he creído y sigo creyendo) es lo de menos. De hecho, me he interesado más en pensar cómo hacer más atractivas, interesantes y motivantes mis actividades con la idea de abordar el contenido, que en pensar si el formato “x” o “y”, será el ideal para el propósito que persigo.

En este sentido no sé si a usted le pase lo mismo, pero con el correr de los años, me he dado cuenta que la planeación  se ha convertido en un verdadero martirio burocrático que se entrega porque así se la pide el jefe de enseñanza, director, supervisor o jefe de sector del lugar donde labora.

 ¿Cuántas veces ha sido revisada esa planeación por alguna autoridad en nuestra respectiva escuela?, ¿cuántas veces hemos recibido una recomendación y/o propuesta didáctica que lleve a organizar de mejora forma nuestros contenidos?, ¿cuántas veces esa planeación se ha vuelto un instrumento rígido e inflexible cuando sabemos bien que siempre y en todo momento la organización de las actividades es flexible?, ¿cuántas veces no hacemos modificaciones a lo que de manera inicial hemos planeado dado que los imprevistos que suelen presentarse durante el bimestre nos llevan a ello? Preguntas y más preguntas que, quienes nos encontramos insertos en el magisterio, quiero pensar, nos habrán pasado alguna vez por la cabeza.

Ahora bien, si por un momento llegara a usted pensar que algunas de las situaciones que he planteado a través de las interrogantes puede ser lo peor que nos pudo haber pasado; espere, le tengo una más que, con mucha seguridad, habrá de abrirle el panorama de lo que en términos prácticos he denominado el “burocratismo de la planeación” en lugar de una planeación didáctica; permítame ejemplificarla de la siguiente manera: resulta que una vez que entró en vigor el modelo educativo en las miles de escuelas de nivel básico del país (como sabemos, en preescolar todos los grados; primaria, primero y segundo; secundaria, primer grado), a los maestros y maestras que de los grados en los que NO  (así con mayúsculas) se implementó dicho modelo, la SEP a través de sus interlocutores directos (autoridades educativas locales), les han obligado a realizar su planeación conforme a ese modelo educativo, utilizando para tal efecto, un formato que fue diseñado por quién sabe quién, considerando los aprendizajes clave pero, a su vez, el plan de estudios 2011; y, sin olvidar, los ajustes temporales a dicha planeación dada la evaluación a la que refiere el Acuerdo 12/05/2018.

Tengo claro que generalizar es malo, y también tengo claro que no en todas las escuelas, estados o regiones del país, puede suceder lo que en esas breves líneas he descrito; sin embargo, en el constante diálogo que, afortunadamente, tenemos y mantenemos entre colegas de los diferentes niveles educativos, me llevan a confirmar y sostener lo que aquí planteo.

¿En qué momento la planeación dejó de ser un instrumento o herramienta flexible cuya intencionalidad didáctica era la que importaba?, ¿en qué momento el maestro dejó de proponer actividades que le resultaran innovadoras y generadoras de aprendizajes en sus alumnos?, ¿en qué momento el profesor dejó de tener voz y calló para que alguien más le diseñara un formato y una planeación sin los conocimientos teóricos y prácticos que el caso amerita? Sí, en qué momento…

 

Publicado en Primaria, Primaria, Secundaria, Secundaria | Etiquetado | 2 comentarios